Sánchez se aferra a la Moncloa para no perder la cabeza en el PSOE

Sánchez se aferra a la Moncloa para no perder la cabeza en el PSOE

05 enero, 2016
|
Actualizado: 05 enero, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

El PSOE ha respondido «no es no» al gran acuerdo de gobierno, integrado por PP, socialistas y Ciudadanos, que ha vuelto a plantear hoy el presidente del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy. Pedro Sánchez sabe que si no es capaz de alcanzar un acuerdo con Podemos y otras partidos de extrema izquierda o nacionalistas sus horas al frente de los socialistas están contando, tanto que ni siquiera sería el candidato del PSOE en una próximas elecciones generales. Por eso, Pablo Iglesias, el verdadero responsable, unida a la torpeza de Sánchez, de que el PSOE sea un partido irrelevante -es la cuarta fuerza en Madrid, por ejemplo, va a sacar el mayor partido de esta jugada donde el interés personarl del líder socialista y sus adlátarees prevalecerá sobre el interés general de los españoles. Y es que con 89 diputados, un cuarta parte de los 350 diputados del Congreso,quiere ser presidente. Pero aún es lo de su futuro aliado, que con 69 diputados -ni el 20% del total-, muchos de ellos, además, prestados por los movimientos sociales que, en principio, hasta que exijan lo prometido, le apoyan, aspira a cambiar España y decir a todos los españoles como tiene que ser su modelo solcial y económico, ¿En qué país vivimos?

Rajoy, en una entrevista en la COPE, ha insistido en pedir un gran acuerdo y ha asegurado no tener líneas rojas para negociar.

Un pacto de este tipo, según ha subrayado, estaría refrendado por 200 diputados de la Cámara y permitiría por tanto hacer reformas «con un amplísimo apoyo» que quedarían «para muchos años» y darían estabilidad al país.

Rajoy ha confesado no cerrarse «a nada», pero ha destacado que «cuantos más apoyos» concite una reforma constitucional mejor.

Sin embargo ha advertido que un gobierno del PSOE con la «extrema izquierda» y los partidos nacionalistas sería «malo para los intereses de España», «generaría inestabilidad» y «no sería bueno ni para la economía ni para la política» del país.

Por su parte, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha considerado que en las negociaciones para buscar la gobernabilidad del país «se puede hablar de todo» siempre que el PP no renuncie a sus principios y valores y a sus líneas programáticas.

Ha insistido en que son más las cosas que unen de las que separan a PP, PSOE y Ciudadanos.

La respuesta del PSOE ha sido contundente y su dirigente Antonio Hernando ha afirmado que con el PP no habrá «ni grandes coaliciones, ni pequeñas ni mediopensionistas» porque «no es no».

Ha explicado que no se producirán acuerdos de esas características porque el PSOE y Pedro Sánchez se presentaron a las elecciones para «cambiar las cosas».

Ha emplazado a Rajoy a que deje de tener «sueños o ensoñaciones».

Quien no ha querido pronunciarse ha sido el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, quien ha recogido hoy su acta de diputado.

Iglesias se ha limitado a afirmar que «lo fundamental» para su formación política es «dar la cara por la gente» y «frenar un gobierno del PP», y en esa dirección, ha subrayado, van a trabajar.

Desde Ciudadanos, su diputado Miguel Gutiérrez, encargado de las negociaciones parlamentarias, ha explicado a los periodistas tras recoger su acta de diputado que en las conversaciones que ha mantenido con el PP no se ha planteado la opción de formar parte del Gobierno.

En su opinión, es una cuestión «totalmente prematura» en este momento porque lo prioritario, a su juicio, es la composición del Congreso.

En este sentido ha planteado el nombramiento de un presidente del Congreso «temporal» hasta que se decida quién será el jefe del Ejecutivo para avanzar así en las negociaciones sobre la composición de la Mesa.

Mientras hoy han seguido las negociaciones entre los grupos parlamentarios para hablar de la composición de la mesa de la Cámara Baja.

El dirigente socialista Antonio Hernando ha detallado su reunión con la secretaria de Programa y Análisis Político de Podemos, Carolina Bescansa.

Se ha mostrado convencido de que el día 13, cuando se constituya el órgano de gobierno del Congreso, todos saldrán satisfechos aunque ha recalcado que las fuerzas políticas tienen que ser «responsables y generosas» porque «nadie va a imponer su santa voluntad».

«El señor Rajoy no ha entendido que las reglas han cambiado», refiriéndose a su negativa a apoyar al socialista Patxi López como presidente del Congreso, un nombre que ellos no han puesto sobre la mesa, según ha asegurado Hernando.

Bescansa, por su parte, ha trasladado al PSOE y a Ciudadanos su voluntad de que las candidaturas de En Comú Podem (Cataluña), Compromís (Comunidad Valenciana) y En Marea (Galicia) puedan conformar sus propios grupos parlamentarios en el Congreso.

La dirigente de Podemos lo ha expuesto así en los encuentros que ha mantenido hoy con Antonio Hernando (PSOE) y Miguel Gutiérrez (Ciudadanos), según ha informado la formación que lidera Pablo Iglesias en una nota de prensa.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD