PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El rey Felipe (i), este miércoles en el Palacio de Marivent durante la audiencia al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE / Ballesteros

Sánchez, atrapado por la investigación judicial sobre la caja b de Podemos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha limitado a manifestar su “máximo respeto al poder judicial y su trabajo” al ser preguntado este martes sobre el proceso por el que ha sido imputado Podemos y varios cargos tras una denuncia de su exabogado José Manuel Calvente por financiación ilegal. Las acusaciones de la caja b al PP fue la excusa de la moción de censura a Mariano Rajoy y ahora su Ejecutivo depende de un partido bajo las mismas acusaciones de financiación irregular que sufrieron los populares.

En su comparecencia ante los periodistas después de ser recibido este mediodía en el Palacio de Marivent en su habitual despacho de verano, Sánchez ha sido preguntado hasta en tres ocasiones sobre esta cuestión, pero en todo momento, e intentando echar balones fuera, ha reiterado como única reacción la expresión de su respeto a la “independencia del poder judicial”.

Sánchez ha asegurado que es la actitud que siempre ha mantenido desde que es presidente del Gobierno y que “no se ve afectada” por el hecho de que el partido investigado es su socio en el Ejecutivo de coalición.

“Creo que hay que respetar que estamos en un Estado social y democrático de derecho, que hay una independencia del poder judicial”, ha afirmado, antes de añadir que mantiene “el máximo respeto a la independencia de los jueces, en este aspecto, como en otros muchos que están también siendo investigados que nada tienen que ver con la política”.

Por segunda vez ha insistido en este máximo respecto y que no tiene “nada más que añadir” y al ser preguntado, por tercera vez, si no le inquieta esta investigación sobre la financiación de su socio de Gobierno ha zanjado la cuestión destacando que ya había sido “bastante claro al respecto”. Sabe que su presidencia está en juego si la investigación prosigue y demuestra las acusaciones actuales de financiación irregular de la formación liderada por Pablo Iglesias, que, por cierto, no se cansa de pedir transparencia a la Casa Real, una petición que ellos no predican con el ejemplo.

El juez del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, ha imputado a Podemos y ha citado como investigados a su secretario de Comunicación, Juanma del Olmo, y otros dos responsables de la formación en el proceso abierto por malversación de caudales públicos tras la denuncia del exabogado del partido José Manuel Calvente por financiación ilegal.