Sánchez no cumple ni con los estatutos del PSOE

Sánchez no cumple ni con los estatutos del PSOE

29 marzo, 2016
|
Actualizado: 29 marzo, 2016 0:00
|

Pedro Sánchez incumple los propios estatutos del PSOE al no convocar un congreso ordinario para conocer el futuro secretario general de la formación. Este congreso tenía que ser fijado el pasado mes de febrero, mes en el que terminaba el mandato de los militantes para suceder a Alfredo Pérez Rubalcaba.

«Se le eligió para un tiempo concreto, el que le restaba de legislatura a Alfredo Pérez Rubalcaba y ese tiempo hace casi dos meses que se ha terminado», ha afirmado la expedientada Martu Garrote en su blog. La díscola militante socialista continúa sin cerrar la boca ante la situación límite a la que está sometido la formación ante la falta de un pacto para gobernar.

A Sánchez le eligió la militancia y no los delegados por la «cabezonería de Eduardo Madina«, quien «puso como condición sine qua non este avance en la democracia interna para presentarse y de la generosidad del todavía Secretario General, Alfredo Pérez Rubalcaba y su Ejecutiva que accedieron a ello».

«Es cierto, que en circunstancias extraordinarias, los Estatutos del PSOE, permiten cierta flexibilidad a la Ejecutiva Federal saliente y a su Comité en la elección de fecha de celebración de los Congresos Ordinarios y que, históricamente, se ha preferido que éstos no coincidieran con períodos electorales por razón de oportunidad política, pero esto que está sucediendo ahora es la primera vez que lo vivo en veinte años de militancia», ha cargado Garrote.

A su juicio, «el retraso en la celebración de las elecciones generales, las que tocaban en noviembre y Rajoy llevó a finales de diciembre, casi en Navidad, hacía muy difícil que el Congreso Ordinario del PSOE se celebrara en su tiempo, primeros días de febrero, por lo que el Comité Federal, reunido el 30 de enero, ya decidió aplazarlo al mes de mayo en algo que la dirección vendió como un consenso y que por lo que estamos bien hoy, no fue tal». De esta forma, pese a que el calendario electoral es claro o con una alta probabilidad de que haya nuevas elecciones el 26 de junio, «no entiendo que circunstancias han cambiado para que la dirección federal de Pedro Sánchez quiera imponer un nuevo aplazamiento, algunos hablan que sine die».

A su juicio, «la razón es que, aunque sus leales van por ahí enarbolando el comodín de ‘candidato elegido por la militancia’ lo cierto es que gran parte de que aquellos apoyos fueron prestados y hoy tendría muy difícil reeditarlos».

«La razón -continúa- es que no se siente ni mucho menos tan apoyado, como pretende aparentar en público, por la militancia, esa que ha pasado mayoritariamente de refrendar su histórico pacto con Ciudadanos y no quiere arriesgarse a darnos voto, que la voz ya tratan de cercenárnosla con expedientes disciplinarios, a las pruebas me remito».

 

Noticias Relacionadas: