El socialista Puig gasta 831.000 euros públicos de más en asesores y altos cargos afines

El socialista Puig gasta 831.000 euros públicos de más en asesores y altos cargos afines

03 noviembre, 2017
|
Actualizado: 03 noviembre, 2017 15:20
|

El líder socialista en Valencia, Ximo Puig, Puig tendrá siete cargos más y otros nueve eventuales más que su antecesor Alberto Fabra. Ello supone un incremento en el capítulo de personal de 831.000 euros, un incremento del 62,08%.

Las cuentas presentadas para 2018 por la vicepresidenta Mónica Oltra (Compromís) y el conseller de Hacienda, Vicent Soler (PSPV-PSOE) han desmontado todas las promesas que Puig hizo para llegar el gobierno valenciano.

Según los números presentados esta semana para 2018, el gasto de personal de la Generalitat supera en el presente ejercicio los 5.428 millones de euros. Para el año próximo ascenderá a 5.785 millones de euros. El incremento es del 357 millones.

El incremento del gasto de personal es debido fundamentalmente a que el sector público, «raquítico» en palabra de Puig, sube un 11%. Pasa de 44 entidades a 50. Seis organismos más para los que hay que destinar 156 millones de euros. La Agencia Valenciana de la Innovación, que tiene como sede Alicante, la misma que la residencia de su director, el ex conseller Andrés García Reche, dispondrá de un presupuesto de 28 millones. De este total, nada menos que 6,6 millones se destina a gasto corriente.

Ximo Puig: Ley y diálogo son fundamentales para salir del conflicto catalán

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha afirmado hoy que «ley y diálogo son dos instrumentos fundamentales para salir» del conflicto catalán, que en su opinión se debe superar buscando soluciones políticas y cumpliendo las leyes.

Puig se ha pronunciado así en declaraciones a los periodistas tras visitar el Instituto de Tecnología Química de la Universidad Politécnica de Valencia, donde se le ha preguntado por la decisión de la Audiencia Nacional de enviar a prisión al exvicepresidente catalán Oriol Junqueras y a ocho exconsellers.

Según Puig, personalmente, esta situación no le parece que sea «lo más adecuado» para la solución del conflicto, pero en cualquier caso respeta siempre las leyes, cuya ejecución por parte de jueces y fiscales también se puede criticar, y respeta también «las críticas que se derivan» de esas decisiones.

«Estamos en un Estado de derecho, todo se puede discutir en el campo de la justicia y se pueden tomar las determinaciones oportunas», ha considerado Puig, quien ha añadido que las personas que en este momento están encarceladas tienen «todo el derecho» a acceder a su defensa.

El president ha admitido que «hace tiempo» que se ha producido un «fracaso de la política» en el conflicto catalán, y ha añadido que hay que superarlo «con política» y «desde luego, cumpliendo las leyes», porque si no se cumplen «no hay un marco en el que se pueda convivir».

En su opinión, no hay que contribuir «ni un minuto más a generar más fractura social, más fractura emocional y más fractura entre Cataluña y el resto de España, porque finalmente esto va a ser muy negativo para toda la ciudadanía».

Noticias Relacionadas: