Diez consultoras acaparan el 22 % del gasto en asesoría externa de la Comisión Europea

Diez consultoras acaparan el 22 % del gasto en asesoría externa de la Comisión Europea

30 junio, 2022
|
Actualizado: 30 junio, 2022 18:29
|

La Comisión Europea (CE) gastó un total de 2.700 millones de euros en servicios de consultoría entre 2017 y 2019 y el 22% de este presupuesto, unos 600 millones, fueron asignados a un grupo de diez consultoras que representa apenas el 0,4 % del total, según denuncia en un informe publicado este jueves por el Tribunal de Cuentas de la Unión Europea (UE).

El documento de los auditores europeos constata que el Ejecutivo comunitario ha incrementado en los últimos ejercicios la contratación de consultores externos para la prestación de servicios de apoyo y asesoramiento, pero denuncia que existen «riesgos de concentración de proveedores, sobredependencia y posibles conflictos de intereses que no son suficientemente supervisados».

Así, el trabajo del Tribunal de Cuentas de la UE se centra en el periodo 2017-2019, en el que Bruselas celebró 8.009 contratos con consultores externos por un valor total de 2.700 millones de euros que fue creciendo con cada año, desde los 799 millones de 2017 hasta los 955 millones de 2019.

Sin embargo, los diez proveedores principales acumularon el 22 % de todo importe contratado en esos cuatro años, es decir, algo más de 600 millones de euros, a pesar de representar una parte muy pequeña del número de contratos totales (un 0,4 %).

El informe, que no identifica de qué consultoras se trata, detalla también que las tres más contratadas acumularon un total de 240 millones de euros entre ellas, una cifra que supone casi el 9 % del total.

«La Comisión Europea debería asegurarse de que optimiza los recursos respecto a los fondos desembolsados. Hace falta más transparencia y rendición de cuentas sobre las tareas que pueden externalizarse y la forma de gestionar los riesgos de concentración de proveedores, sobredependencia y conflictos de intereses», destacó el miembro del organismo responsable del informe, François Roger Cazala.

Aunque el Tribunal de Cuentas europeo reconoce que este tipo de contratos «a menudo precisan de conocimiento técnico específico» que «puede limitar el número de posibles proveedores», asegura a continuación que algunos de los que tienen «mayor tamaño» consiguen «habitualmente estos contratos» y las empresas más pequeñas tienen «menos éxito».

A modo de ejemplo, los auditores comunitarios señalan cuatro casos en los que, a pesar de que se organizaban con regularidad licitaciones abiertas, los mismos proveedores «obtuvieron contratos sucesivos durante varios años», lo que apunta a «un riesgo de dependencia de consultores externos».

En cuanto al examen individual de los contratos, los auditores de la UE confirmaron que la Comisión Europea supervisa que las asesoras prestan servicios de calidad antes de efectuarse los pagos, pero, por contra, la institución no evaluó «sistemáticamente» el rendimiento de los consultores.

Asimismo, en relación con algunos servicios de consultoría contratados para desempeñar tareas recurrentes, la Comisión no realiza un análisis de costes y beneficios ni de las necesidades para estudiar las ventajas relativas de recurrir a proveedores externos en lugar de personal interno antes de publicarse nuevas convocatorias de contratación.

Por otro lado, el Tribunal de Cuentas de la UE identificó «carencias» en el marco de contratación de consultores externos. En particular, subrayan la inexistencia de orientaciones sobre qué servicios pueden externalizarse, sobre el modo de definir los servicios de consultoría externa y sobre las capacidades y competencias que deben mantenerse dentro del Ejecutivo comunitario.

 Los auditores opinan que esto disminuye la capacidad de la Comisión para identificar posibles ámbitos que necesiten mejorar. También aumenta el riesgo de volver a contratar consultores con antecedentes de bajo desempeño.

De la misma forma, critica que la Comisión no realice análisis de los costes y beneficios ni sobre las ventajas de recurrir a proveedores externos en el caso de los servicios de consultoría para tareas recurrentes, en lugar de recurrir a personal interno.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: