Soria acogerá la primera planta pública de hidrógeno verde tras una inversión de cuatro millones

Soria acogerá la primera planta pública de hidrógeno verde tras una inversión de cuatro millones

15 julio, 2022
|
Actualizado: 15 julio, 2022 19:28
|

El Parque Empresarial de la Ciudad del Medio Ambiente (Garray, Soria) contará con la primera planta de producción de hidrógeno verde pública de Castilla y León, tras una inversión de cuatro millones de euros por parte de la Junta de Castilla y León a través de la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente (Somacyl).

El director general de Infraestructuras y Sostenibilidad Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente, José Manuel Jiménez, presentó hoy este proyecto de energía “verde, renovable, versátil y almacenable”, y adelantó que para su desarrollo se llevarán a cabo dos licitaciones. Por un lado, la de la construcción de la planta y, por otro, el que permitirá  la entrada de un socio inversor que desarrolle tecnología y permita “industrializar” la planta, ya que se valorará la intención de ampliarla. “En principio será de tamaño medio”, puntualizó.

El proyecto será licitado el próximo lunes y adjudicado en septiembre y la Junta calcula que las obras finalicen en un año, es decir, en septiembre de 2023.

El objetivo del proyecto de planta de producción de hidrógeno verde es, según Jiménez, la construcción de una planta de producción de hidrogeno verde que permita la demostración de esta tecnología en el ámbito de Castilla y León. “El hidrógeno verde es una energía limpia, que se produce a partir de agua y energías renovables y consiste en la descomposición de las moléculas de agua (h2O), en oxígeno (O2) e hidrógeno (H2). En el proceso de electrólisis no se emiten gases contaminantes”, indicó.

Entre las ventajas del hidrógeno verde, Jiménez recordó que es una fuente de energía de la que todo el mundo “habla” por ser renovable, ya que el proyecto incluye el uso de energía eléctrica procedente de fuentes renovables; es almacenable, se puede comprimir y almacenar en tanques, lo que permite su utilización posterior en otros usos y en momentos distintos al de su producción; es transportable y es versátil, porque el hidrógeno puede transformarse en electricidad o combustibles sintéticos, y usarse con fines comerciales, industriales o de movilidad.  

La nueva planta de hidrógeno dará servicio a este parque empresarial del medio ambiente soriano y ocupará una superficie de casi 3.000 metros cuadrados. Albergará además del edificio de oficinas y control, los tanques de almacenamiento de agua y las instalaciones auxiliares para control y monitorización, climatización, iluminación y seguridad, entre otros.

Respecto a los datos técnicos, la planta dispondrá de una potencia de 2,5 megawatios y contempla una producción de hidrógeno de 2,1 millones de metros cúbicos al año. La Junta prevé la creación inmediata de cuatro puestos de trabajo para mantenimiento y operación del sistema.  

Jiménez precisó, además, que el hidrógeno verde se podrá utilizar, toda vez que se desarrolle, en movilidad, como inyección en redes de gas natural, para uso industrial y para la fabricación de metanol.  

Somacyl, sociedad pública de la Junta especializada ya en proyectos de energías renovables y eficiencia energética en Castilla y León, se hará cargo del proyecto que pasará a formar parte del Parque.

Jiménez señaló la importancia de este proyecto “como un ejemplo más de dinamización del entorno, con una puesta en valor de recursos locales, como pilar fundamental del equilibrio territorial -según José Manuel Jiménez-, dando prioridad a la protección medioambiental, a las energías renovables y a las nuevas tecnologías”.

Desarrollo PEMA

Además de la planta de producción de hidrógeno verde que se ha presentado hoy, el Parque Empresarial de Medio Ambiente (PEMA ) promovido por la Junta en la provincia de Soria ya cuenta con otros proyectos energéticos relevantes.  

Por un lado, la Planta de generación eléctrica con biomasa forestal, puesta en marcha en diciembre de 2013 con una inversión de 60 millones de euros, con una potencia eléctrica de 15 mewagatios, que produce una producción de 112.500 megawatios al año, equivalente al consumo eléctrico de 27.000 hogares, y genera un ahorro de CO2 de 24.100 toneladas al año.

También se ubica en el PEMA la planta de captura y producción de CO2, que supuso una inversión de 8.945.200 euros, con una capacidad de producción de 30.000 toneladas al año de CO2 líquido. El CO2 ‘verde’ es el resultado de la purificación del CO2 presente en los gases de combustión de la caldera de biomasa de la Central eléctrica de Garray, para tu utilización como materia prima en nuevas aplicaciones. El CO2 se utiliza en múltiples aplicaciones, como por ejemplo la industria agroalimentaria (bebidas carbonatadas, conservación de alimentos).

Jiménez adelantó el el 72 por ciento del suelo industrial del PEMA ya está reservado a diferentes empresas, que tendrán tres años para desarrollar su proyecto. En total se han firmado compromisos para 21 parcelas y los proyectos industriales corresponden al sector de la madera, el reciclaje, la agroalimentación y energías limpias.  

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: