S&P no prevé una «cura inmediata» para el sector bancario italiano

S&P no prevé una «cura inmediata» para el sector bancario italiano

29 enero, 2016
|
Actualizado: 29 enero, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

Roma, 29 ene.- La agencia de calificación Standard & Poor’s (S&P) previó hoy que la banca italiana no se recuperará rápidamente de la recesión, a pesar de la aceleración económica de Italia prevista en 2016 y de las medidas aprobadas por el Gobierno.

S&P se centra en su informe sobre todo en la banca italiana, perjudicada en los últimos días por la inestabilidad debido a las dudas que suscita el elevado número de créditos morosos que acumula y que, según varios informes, superan los 200.000 millones de euros.

«Esperamos una recuperación de la economía en Italia para 2016. Una economía fuerte beneficiará al sistema bancario italiano, particularmente en términos de calidad de los activos y de rentabilidad, aunque solo gradualmente», señala el informe.

Sin embargo, la agencia subraya que «las reformas aprobadas por el Gobierno durante los últimos doce meses podrían beneficiar al sistema en el largo plazo, pero no ofrecen una cura inmediata».

En opinión de los analistas de S&P, la banca italiana presenta actualmente «tres debilidades principales».

En primer lugar, «la acumulación de un elevado número de créditos en riesgo durante los últimos años».

En segundo lugar destacan «la rigidez estructural» y «su escasa eficiencia», y, por último, «el sistema altamente fragmentado que reduce su capacidad para acceder a economías de escala».

En cuanto al «mecanismo de garantías» acordado por Roma con la Comisión Europea para reducir el número de créditos morosos de sus bancos, S&P considera que «será positivo, pero difícilmente limpiará velozmente las cuentas».

Por esa razón, la agencia avanza que la mayor parte de sus calificaciones sobre la banca permanecerán estables.

El ministro de Economía italiana, Pier Carlo Padoan, calificó hoy el 2016 como «un año de cambio de tornas».

«Este año esperamos, no solo el Gobierno sino también otras instituciones, que caiga la deuda del país», declaró durante un acto celebrado en Monza (norte).

Asimismo defendió el sistema bancario italiano que, en su opinión, «es sólido y, aunque está teniendo problemas, ha pasado por una crisis profunda y, pese a esta dura prueba, permanece aún en pie». EFE

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD