Subvencionar el empleo joven no es efectivo

Subvencionar el empleo joven no es efectivo

08 abril, 2016
|
Actualizado: 08 abril, 2016 0:00
|

La comparativa entre los países nórdicos demuestra que subvencionar el empleo joven no es una medida efectiva y que funciona mejor la formación dual, que combina educación académica con trabajo en las empresas, según ha dicho hoy el embajador de Noruega en España, Johan Vibe.

El diplomático nórdico ha intervenido en Bilbao en un seminario de la Fundación Sabino Arana sobre empleo juvenil, en el que han participado más de medio centenar de especialistas en la materia.

Vibe ha subrayado que los modelos «no son exportables» porque cada país tiene su historia y estructura económica, pero ha señalado que entre los países nórdicos (Noruega, Suecia, Dinamarca, Finlandia e Islandia) se comparan «muchísimo» porque su cultura es similar.

En el caso del desempleo juvenil, un problema estructural y mundial, Noruega y Dinamarca han optado por la formación dual, mientras Suecia y Finlandia han dado prioridad al subsidio para el empleo joven, unos programas que, según Vibe, han demostrado que «no son muy efectivos».

«En Noruega se usan muy poco las exenciones o reducciones en el pago de las cotizaciones de la seguridad social para facilitar el acceso de los jóvenes al empleo. Se prioriza -ha explicado- que los jóvenes completen su formación porque subsidiar salarios para jóvenes significa muchas veces fomentar que estos trabajen y no completen su periodo formativo y se trata de no dar incentivos para que los jóvenes abandonen la escuela».

El embajador ha comentado que el modelo noruego, de dos años de formación y otros dos años de trabajo en la empresa, se basa en un acuerdo tripartito -Administración, sindicatos y empresas- por el que los jóvenes reciben un salario «algo más bajo» del fijado en el convenio, pero la empresa se compromete a su formación y recibe una subvención de 500 euros mensuales durante los dos años de «aprendizaje».

«La formación profesional dual da resultados importantes«, ha resumido Johan Vibe.

Por su parte, el director general del Servicio Vasco de Empleo Lanbide, Adolfo Alustiza, ha señalado que el mayor desempleo juvenil, que dobla la tasa media de paro, se debe a su «peor ajuste» a las competencias que requiere el puesto de trabajo y al «problema de confianza» por parte del empleador.

«Son dos problemas estructurales» que dificultan el trámite de la formación al primer empleo, por lo que Alustiza ha pedido a las empresas que también cumplan con su «responsabilidad social» y faciliten que los jóvenes adquieran las habilidades necesarias para el empleo.

La representante de la patronal vasca Confebask Virginia Múgica ha defendido una «conexión más intensa del sistema educativo con las empresas, al estilo de lo que se hace en Euskadi con la Formación Profesional dual, que favorece que la inserción laboral en algunas ramas industriales llegue al 90%».

Noticias Relacionadas: