El Supremo abre diligencias contra Francesc Homs por desobediencia, prevaricación y malversación

El Supremo abre diligencias contra Francesc Homs por desobediencia, prevaricación y malversación

19 mayo, 2016
|
Actualizado: 19 mayo, 2016 0:00
|

El Tribunal Supremo abre procedimiento contra el diputado de CDC y ex portavoz de Presidencia, Francesc Homs, por delitos de desobediencia, prevaricación y malversación. La Sala  sigue el razonamiento del fiscal y considera que existen indicios para investigar la conducta del aforado en los actos de preparación de la votación convocada para el 9-N.

La Sala rechaza la pretensión del juez instructor de la querella, que envió toda la causa al Tribunal Supremo. Basándose en su propia doctrina, los magistrados acuerdan acotar su investigación al aforado y que el resto se mantenga en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Se nombra magistrado instructor a Andrés Palomo.

Homs es diputado a pesar de la disolución de Las Cortes porque es miembro de la Diputación Permanente. La Sala Segunda, tras asumir el asunto, ha nombrado instructor de la causa al magistrado Andrés Palomo, ante quien presumiblemente prestará declaración Homs, si bien ya compareció en esta misma causa ante el TSJC, siempre como imputado.

La declaración de Homs sería voluntaria y previa a la decisión por parte del instructor sobre si procede o no pedir al Congreso el suplicatorio para actuar contra él.

El juez que instruye la causa del 9-N en el TSJC remitió al Tribunal Supremo todo el caso, al entender que los hechos atribuidos al exconseller de Presidencia Francesc Homs no se pueden desvincular de los cometidos por el expresidente catalán Artur Mas.

Tras recibir la exposición razonada, la sala segunda designó como ponente sobre el asunto a su presidente Manuel Marchena y devolvió toda la causa al TSJC salvo lo que afecta a Homs, para que el instructor en Cataluña siga investigando el asunto y sólo remita al alto tribunal aquello que esté directamente relacionado con el aforado.

El alto tribunal preguntó entonces a la Fiscalía ante el Supremo sobre si procedía imputar a Homs y ésta informo al tribunal de que es favorable a que se investigue al exconseller de Presidencia en relación con la consulta del 9N en una pieza separada del sumario central, que debe seguir instruyendo el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

La fiscalía catalana ya informó al Tribunal Superior de Justicia de que existían indicios para investigar en el Supremo a Homs por prevaricación, desobediencia y malversación, todo ello en relación con la consulta del 9N y la Fiscalía ante el Supremo reprodujo aquel informe ante el Supremo.

Según los fiscales, la clave para imputar a Homs parece ser un informe que el exconseller de Presidencia envió, supuestamente, a una empresa contratista del 9N.

En ese escrito Homs informaba de que las gestiones para preparar la consulta que encargaba a dicha empresa no vulneraban la suspensión de la consulta impuesta por el Tribunal Constitucional.

Dicha documentación fue remitida por el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalitat (CTTI), al que la empresa T-Systems, encargada del dispositivo informático del 9N, pidió que aclarara si sus trabajos quedaban afectados por la suspensión de la consulta acordada por el Constitucional.

El director del CTTI elevó la consulta a sus superiores y el 6 de noviembre de 2014, dos días después de la suspensión del 9N, recibió una carta firmada por Homs en la que el exconseller mantenía que, de acuerdo con los servicios jurídicos consultados, los trabajos contratados no estaban afectados por la resolución del TC.

De esta forma, mantenía el fiscal catalán y reproduce ahora la fiscalía del Supremo, Homs «irrazonablemente, legitimó la continuación de los trabajos, lo cual condujo a que los mismos prosiguieran y culminaran en los días sucesivos», apoyando su decisión en los servicios jurídicos de la Generalitat y en «otros expertos de Derecho penal, procesal, administrativo y constitucional».

Noticias Relacionadas: