Susana Díaz saca músculo en Madrid ante un Pedro Sánchez ausente

Susana Díaz saca músculo en Madrid ante un Pedro Sánchez ausente

18 mayo, 2016
|
Actualizado: 18 mayo, 2016 0:00
|

Susana Díaz ha sacado músculo en Madrid ante un ausente Pedro Sánchez, de viaje por Alemania. La líder del PSOE andaluz ha llenado tres salones del hotel donde se celebraba un multitudinario desayuno informativo, al que ha asistido altos cargos socialistas e incluso Eduardo Madina, contricante de Sánchez en las últimas primarias.

Díaz, no obstante, ha aparcado la guerra interna del PSOE para después del 26-J, y ha afirmado que dará su mano a Sánchez para ayudarle a «ganar» en las próximas elecciones generales. No se ha mostrado dispuesta a abrir la puerta a otra alternativa que no sea obtener la medalla de oro en la carrera por la presidencia de España. Al encuentro han acudido Gaspar Zarrías, el ex fiscal general del Estado y la ex ministra Cristina Narbona, entre otros muchos dirigentes del PSOE, como César Luena. También ha acudido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

Asimismo, ha cargado contra el PP y a Mariano Rajoy por los «regalitos fiscales», en referencia al anuncio de la bajada de impuestos de Rajoy. Díaz ha asegurado que Rajoy no ha pensado en el «daño» que sus anuncios hacen a la imagen de España en un momento en el que se está negociando el déficit con Bruselas. De esta forma, se ha opone a reducir la carga fiscal en España, mientras se mantiene el elevado gasto público.

Un anuncio efectuado a cuarenta días de los comicios, «sin criterio, sin ningún tipo de análisis y sin llevar a cabo una reforma fiscal que tiene que ser justa y solidaria«, se ha quejado Díaz.

Según ha dicho, el sistema fiscal no puede estar «al arbitrio, el capricho y la ocurrencia» que antes de unos comicios vaya teniendo el equipo de estrategia electoral de Rajoy.

La presidenta de la Junta de Andalucía ha considerado que España ya fue reprendida por los «regalitos fiscales» de Rajoy antes de las elecciones del 20 de diciembre y ha lamentado que ahora, ante una nueva convocatoria electoral, vuelva a poner el nombre de España «sobre el tapete» y lleve al país a una situación «delicada» ante la UE, justo cuando se habla de la multa que puede imponer Bruselas por incumplir el objetivo de déficit.

Noticias Relacionadas: