El TC quita poder a Susana Díaz en el Parlamento andaluz

El TC quita poder a Susana Díaz en el Parlamento andaluz

06 diciembre, 2016
|
Actualizado: 06 diciembre, 2016 16:30
|
PUBLICIDAD

El Tribunal Constitucional ha anulado la actual composición de la Mesa del Parlamento andaluz, urdida por Susana Díaz y que tenía mayoría de izquierdas,  y obliga a devolver una silla al PP.
Este órgano excluyó al PP en favor del PSOE e IU, que mantenía su silla pese a ser una fuerza minoritaria. Tras esta sentencia, el PSOE perderá su mayoría y tendrá que pactar con Ciudadanos o PP para lograr acuerdos sobre las decisiones que deben trasladarse a este hemiciclo, un hecho que solo ha pasado una vez en los últimos 20 años. El Tribunal Constitucional deja fuera a IU por primera vez en las dos últimas décadas.
La Mesa del Parlamento andaluz deja así de tener la mayoría del PSOE tras la admisión a trámite del recurso de amparo interpuesto por la diputada del PP, Patricia del Pozo, quien fue aparatada de la mesa en favor de IU, pese a tener una menor representación parlamentaria. Con la sentencia, se ordena a la Mesa dar una silla al PP, y se ha decidido que sea IU la que se quede sin asiento, pese a que el PSOE tenía tres. Ahora, el PP tendrá derecho a dos asientos y uno para Ciudadanos y Podemos, respectivamente.
La sentencia desmonta así la artimaña del PSOE para tener controlado también el Parlamento andaluz, pese a estar en minoría respecto al resto de grupos parlamentarios. Este órgano evita así que la Junta de Andalucía de Susana Díaz pueda gobernar a sus anchas sin que haya un mínimo de consenso al tener a tres diputados del PSOE en esa mesa.
La nueva composición da un revés al pacto entre PSOE y Ciudadanos en Andalucía, ya que hasta ahora el partido dirigido por Albert Rivera no se ha opuesto a los Presupuestos en ningún momento, pero la nueva composición hace perder peso a los socialistas, todo ello para poder ejecutar con comodidad sus acciones en el poder.
Díaz ha puesto en la Mesa a tres diputados provinciales, para tratar de politizar este órgano que debe ser independiente de las acciones del gobierno autonómico, según denunció el PP, al que ahora le da la razón el TC.
La actual composición vetaba las iniciativas del PP y Podemos, sin que hubiera debate alguno, evitando así que se pudieran exigir a la Junta de Andalucía enmiendas de obligado cumplimiento, una forma de dejar atada la actividad política de la Cámara y a la oposición. Estas actuaciones fueron recriminadas por el letrado mayor, Javier Pardo, que avisó incluso de que se podría estar incurriendo en un delito.
El PP aseguró al TC que se estaba rebajando la representación exigida en la Mesa, ya que tenía la misma representación que IU, Podemos y Ciudadanos, pese a ser la segunda fuerza política, con 33 diputados.
Entonces, la Cámara se acogió a un artículo que aseguraba que todos los partidos tenían derecho a estar presentes en la Mesa del Parlamento, pero el TC obliga que este el PP, por lo que se ha optado a eliminar a IU de la ecuación. El PSOE se ha quedado con sus tres asientos, sin ceder ninguno a IU.
«Priva injustificadamente a la diputada recurrente de su derecho a formar parte como Secretaria de la Mesa impidiéndole ejercer las funciones inherentes al cargo que le habría correspondido ocupar por haber obtenido mayor número de votos que los candidatos propuestos por los grupos de C’s y de IU», afirma el fallo, al que ha tenido acceso Público.
Los servicios jurídicos del Parlamento creen que esta sentencia obliga a devolver al PP un sillón más dentro de la Mesa, quitándoselo a IU, en vez de que el PSOE desocupara uno de sus tres asientos. De esta forma, desde 1996 un grupo con representación no tendrá asiento en la Mesa.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD