El Constitucional, la única esperanza para la fiesta del toro de la Vega

El Constitucional, la única esperanza para la fiesta del toro de la Vega

21 junio, 2016
|
Actualizado: 21 junio, 2016 11:43
|
El Boletín Oficial de Castilla y León, el Bocyl, ha publicado la prohibición de matar en público al toro de la Vega, una de las fiestas más populares de Tordesillas que genera cientos de puestos de trabajo y atrae a miles de turistas. Es el Constitucional la única esperanza para este festejo. Los vecinos de Tordesillas tienen de plazo 83 días para evitar que muera esta fiesta, ahora prohibida, y que podría convertirse en un encierro. El acuerdo de las Cortes de convalidación del decreto-ley de la Junta de 19 de mayo, por el que se prohíbe la muerte de las reses de lidia en presencia del público en los espectáculos taurinos populares y tradicionales en la Comunidad. Este acuerdo supone el fin del torneo del Toro de la Vega de Tordesillas, en Valladolid, tal y como estaban concebido, esto es con la muerte del toro alanceado. A raíz de la publicación de ese acuerdo de convalidación del decreto-ley, la Asociación Nacional para la Protección y Bienestar de los Animales (Anpba) ha considerado, a través de un comunicado, que queda "definitivamente ilegalizado" el citado torneo al quedar derogadas la orden de la Junta sobre ese festejo y la ordenanza del Ayuntamiento de Tordesillas que lo regulaba.

El toro de la Vega, ilegal, según los animalistas

Anpba ha recordado que han remitido un escrito a ese Ayuntamiento en el que indican que en caso de que quieran continuar con el espectáculo, la nueva ordenanza que lo regule "no podría incluir el uso de lanzas". La organización animalista ha explicado que la ahora derogada ordenanza reguladora del torneo dispone en su articulado que está "determinantemente prohibido alancear premeditadamente al Toro con el fin de no procurar su muerte sino la merma de sus facultades físicas". Esto supone, a juicio de Anpba, que el propósito de la lanzada sería "procurar la muerte" del toro, como algo consustancial, y ello, a partir de ahora, ya no sería posible.

Un encierro, la alternativa a la muerte del toro de la Vega

Además, la organización animalista ha considerado que sería extraordinariamente difícil que un recurso contra el Decreto-Ley pudiera tener éxito pues sólo cabría el recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional y para ello, entre otros, se precisaría de la firma de 50 diputados o 50 senadores, lo que "convierte en impracticable" la interposición de dicho recurso. Se trata de volver a un "encierro a la inversa", esto es con el toro saliendo del núcleo urbano de Tordesillas hacia el campo, en un "mero encierro", sin lanzas ni muerte del animal y arropado por cabestros, como solicitó la Comisión de Festejos del Ayuntamiento de Tordesillas al Gobernador Civil en 1966.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD