Rajoy se niega a bajar el IVA de la luz pese a ser uno de los más altos de Europa

Rajoy se niega a bajar el IVA de la luz pese a ser uno de los más altos de Europa

01 febrero, 2017
|
Actualizado: 01 febrero, 2017 10:08
|

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, han protagonizado un rifirrafe en el Congreso de los Diputados por la fuerte subida del precio de la luz en enero.
El primer pleno del Congreso de este 2017 ha estado cargado de asuntos de notable preocupación para el bolsillo de los españoles, como lo es la factura eléctrica. La de enero, previsiblemente, será la más cara de la historia y por ello Podemos que ha pedido al Gobierno contemplar o estudiar alguna de sus cinco medidas para rebajar el recibo de la luz, entre las que se encuentra bajar el IVA, actualmente en el 21%, al 10%, como en Italia, o incluso al 4%, como en Bélgica. Rajoy se ha negado tajantemente a rebajar este impuesto, pese a que está en su mano hacerlo.
Rajoy ha intentado echar balones fuera al asegurar que la parte regulada del precio de la luz, que afecta al 42% de la factura, lleva congelada tres años. Asimismo, achaca al fuerte repunte del petróleo en este mes de enero respecto al mismo mes de 2016, un ascenso del 112%, mientras que el Gas Natural se ha disparado un 130% y el carbón lo ha hecho en un 113%.
Además, ha asegurado que la falta de lluvias y ausencia de vientos han hecho que las eléctricas hayan tenido que enchufar las centrales de gas y carbón, encareciendo así el recibo, factores que se suman al apagón en Francia. Rajoy ha indicado que en otros países, como Italia o Bélgica, la luz se ha incrementado más que en España.

Las cinco medidas de Podemos para bajar el precio de la luz

Iglesias, por su parte, le ha propuesto al Gobierno cinco medidas para abaratar el precio de la luz. En este sentido, ha pedido realizar una auditoría de los costes de generación de la energía eléctrica. Si la conclusión es que los costes están muy alejados del precio final habría que cambiar el sistema de fijación de precios y «limitamos los abusos del oligopolio eléctrico».
La segunda medida es gravar fiscalmente «los beneficios caídos del cielo de las nucleares e hidroeléctricas«, al tiempo que pide la nacionalización de la gestión de las centrales hidroeléctricas una vez termine la concesión para evitar manipulaciones en el mercado, como pasó con Iberdrola en diciembre de 2013.
De todas las medidas, Rajoy solo acepta la primera: «El problema es que está auditado y se audita de una manera continuada», ha afirmado un atropellado Rajoy por la falta de tiempo.
El mercado eléctrico mayorista (pool) ha cerrado enero con unos precios elevados -prácticamente el doble que hace un año- que se traducirán en un alza del recibo de la luz de alrededor del 26% para los consumidores acogidos a la tarifa regulada, unos 12 millones del total de 25 millones.

.
Noticias Relacionadas: