Teresa Ribera, nueva ministra de Energía de Sánchez, fue clave en el proyecto Castor

Teresa Ribera, nueva ministra de Energía de Sánchez, fue clave en el proyecto Castor

05 junio, 2018
|
Actualizado: 05 junio, 2018 8:35
|
PUBLICIDAD

Teresa Ribera, la nueva ministra de Energía con Pedro Sánchez, no es nueva en política. Con el anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero fue secretaria de Estado de Medio Ambiente y Cambio Climático, y llegó a ser investigada por la Fiscalía por su informe medioambiental del proyecto Castor.

Sánchez continúa los pasos de José Luis Rodríguez Zapatero, considerado como el peor presidente que ha tenido España. Entre sus ‘logros’ tras ocho años en La Moncloa están la mayor subida de impuestos hasta entonces de la Democracia, con un incremento en todos los principales tributos -IRPF, IVA y Sociedades-, la congelación de las pensiones, una medida que no se ha vuelto a repetir; el mayor número de parados de la historia de la Democracia con casi seis millones de parados, la mayor subida de la prima de riesgo, un considerable nivel de endeudamiento, 70%, y dejar al país a las puertas de una recesión que se materializó meses después. España fue un solar tras el paso nefasto de Zapatero en la Presidencia, y ahora Pedro Sánchez prosigue con las mismas ideas políticas.

El nuevo Gobierno está rescatando a personas que ya habían formado parte del Ejecutivo entre 2004 y 2011, la etapa de Zapatero en el poder, para confeccionar el nuevo Ejecutivo. Además de cambiar los nombres de los Ministerios, Sánchez creará superministerios, dando una altísima responsabilidad a una sola persona. Aún se desconoce el nombre que tendrá el Ministerio de Energía, pero todo apunta a que se rescatará el dado por Zapatero hace ya seis años.

Teresa Ribera fue cesada por el Gobierno de Mariano Rajoy al suprimir la Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Cambio Climático. Ribera sustituyó a César Antonio Molina, ex ministro y diputado gallego.

Entre los polémicos actos de Ribera al frente de su cargo durante el Gobierno de Zapatero fue el de firmar el informe favorable de la declaración de impacto medioambiental del almacén Castor sin haber pedido la elaboración de informes que hubieran evaluado los riesgos de éste. La Fiscalía de Castellón se basó en los informes realizados por el Instituto Geográfico Nacional (IGN) y el Instituto Geológico y Minero de España (IGME), quienes apuntaban que los terremotos que se producían en la costa de Tarragona y Castellón se debían a la inyección de gas y no a una ruptura natural del estrato. El almacén del Castor fue paralizado el 26 de septiembre de 2013.

Cierre de centrales de carbón y nuclear, junto con una mayor carga fiscal, las premisas de Ribera

La actividad en el almacén provocó que durante el pasado mes de septiembre se produjeran 512 terremotos, de los cuales 15 fueron percibidos por la población. El Ministerio de Industria ordenó la paralización de la actividad el 26 de septiembre.

La Fiscalía apuntaba directamente a la que fuera secretaria de Estado de Cambio Climático en 2009, Teresa Ribera, que es la que firmó la Declaración de Impacto Ambiental por la que se autorizó el proyecto.

Asimismo, Ribera ha apostado siempre por elevar los impuestos medioambientales o bien crearlos para reducir las emisiones. Su objetivo es una transición hacia un sistema energético libre de emisiones, es decir, cierre de centrales térmicas y nucleares.

Además ha criticado el recorte de subvenciones en la lucha contra el calentamiento global y exige que los Estados aporten más en esta causa. Es decir, un montante que saldrá del bolsillo de los contribuyentes.

En 2013 apostaba por «el criterio de la sostenibilidad ambiental, el impulso de un modelo energético eficiente y renovable y el uso inteligente de los recursos los que se convirtieran en guía de la recuperación”. Todo después de haber firmado la Declaración de Impacto Ambiental del Castor.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD