Trabajadores europeos reciben el 10 % de las ayudas en el Reino Unido

Trabajadores europeos reciben el 10 % de las ayudas en el Reino Unido

22 febrero, 2016
|
Actualizado: 22 febrero, 2016 0:00
|

Londres, 22 feb.- El 10 % de las ayudas a trabajadores con bajos salarios en el Reino Unido son para ciudadanos europeos, que representan el 6 % de la fuerza laboral, según cifras reveladas hoy en un informe económico del Gobierno británico que defiende el acuerdo alcanzado el viernes en Bruselas.

El documento, titulado «Lo mejor de ambos mundos: El estatus especial del Reino Unido en una Unión Europea reformada», indica que en el ejercicio 2013-2014 se invirtieron 2.500 millones de libras (3.200 millones de euros) en ayudas sociales a inmigrantes del Espacio Económico Europeo (EEE) -que incluye a Noruega, Suiza, Islandia y Liechtenstein-.

El primer ministro, David Cameron, firma la introducción de un informe de 43 páginas en la que sostiene que «cada una de las familias, hogares, empresas, comunidades y naciones dentro del Reino Unido serán más fuertes, más seguros y mejores permaneciendo dentro de esta Unión Europea reformada».

Según los datos elaborados por el Ministerio de Trabajo y Pensiones británico, cerca del 40 % de los «inmigrantes recientes» provenientes de Europa viven en hogares en los que se recibe algún tipo de ayuda social.

Esas familias perciben una media de 6.000 libras anuales (7.680 euros) en ayudas fiscales, mientras que 8.000 de esos hogares reciben más de 10.000 libras (12.800 euros) al año en ese concepto.

El documento gubernamental defiende el «freno de emergencia» pactado entre Cameron y sus 27 socios comunitarios que permitirá a Londres negar cualquier ayuda a los inmigrantes europeos en un primer momento y aumentar gradualmente su derecho a recibir prestaciones durante un periodo de cuatro años.

En el ejercicio 2013-2014, el Estado dedicó 700 millones de libras (900 millones de euros) para pagar subsidios de desempleo y ayudas a la vivienda a ciudadanos del Espacio Económico Europeo.

El volumen de esa partida se ha reducido, sin embargo, desde que en 2014 se limitaron los subsidios disponibles para inmigrantes desempleados.

El Ejecutivo británico informó asimismo de que cerca de 20.000 ciudadanos europeos han recibido durante 2015 ayudas para mantener a hijos que están en otros países (un total de 32.000 paquetes de ayuda).

Bajo el arreglo acordado en Bruselas, Londres pagará esas cantidades en función del nivel de vida de los países donde residen los hijos a partir de ahora a los recién llegados y a todos los beneficiarios a partir de 2020.

Por otro lado, el memorando subraya las ventajas para los consumidores británicos que supone permanecer dentro del bloque comunitario.

El Gobierno hace hincapié en que el acuerdo para poner fin al «roaming» telefónico entre países de la UE puede ahorrar a los consumidores británicos cerca de 350 millones de libras al año (450 millones de euros).

«Hemos protegido los derechos del Reino Unido como país dentro del mercado único, pero fuera de la eurozona, para mantener nuestro sistema financiero y económico protegido y evitar que las empresas británicas sean discriminadas», apunta el documento.

El acuerdo otorga a Londres «nuevos poderes para acabar con los abusos a la libertad de movimientos y reducir los excesos poco naturales contra nuestro sistema de ayudas», afirma el texto. EFE

Noticias Relacionadas: