El Tribunal de Cuentas de la UE da por perdidos los 45.000 millones dados a Grecia

El Tribunal de Cuentas de la UE da por perdidos los 45.000 millones dados a Grecia

16 noviembre, 2017
|
Actualizado: 16 noviembre, 2017 13:59
|
PUBLICIDAD

El Tribunal de Cuentas europeo ha criticado a la Comisión Europea (CE) por el diseño y gestión de los programas de rescate a Grecia. El país sólo devolverá «una mínima parte» de los 45.000 millones concedidos.

Según el órgano fiscalizador, que no tiene acceso a la gestión ni del FMI ni del MEDE, que junto a la UE forman la llamada «troika», la UE solo ha permitido al país recuperarse «de forma limitada» y no han conseguido aún restaurar por completo su capacidad de financiarse en los mercados, objetivo último del rescate. Pese a las fuertes críticas,  la portavoz Margaritis Schinas ha asegurado: «Como siempre, estamos abiertos a analizar constructivamente las actividades y daremos la bienvenida y abordaremos todas las recomendaciones».

En un nuevo informe, el Tribunal de Cuentas de la UE recalca que la CE no tenía experiencia previa en la gestión de semejantes procesos y que las condiciones de los programas no fueron «suficientemente» ordenadas por importancia ni se insertaron «en una estrategia más amplia para Grecia«.

Además, constatan que las asunciones macroeconómicas de los programas se justificaron «pobremente» y que la cooperación con otras instituciones fue eficaz, pero informal.

Asimismo, detectan desequilibrios en el diseño de las reformas en áreas como la fiscalidad y la administración pública, que proporcionaron ahorros, si bien la implementación de los componentes estructurales fue «más débil». Sobre los cambios en el sector financiero, resaltan que se inyectaron en torno a 45.000 millones de euros en el sistema bancario y que «solo una pequeña parte puede recuperarse potencialmente».

Grecia sigue siendo incapaz de satisfacer plenamente sus necesidades financieras en los mercados

Aunque los programas dieron lugar a una consolidación «significativa«, pues el saldo presupuestario subyacente creció un 17 % del PIB entre 2009 y 2015, la caída de la actividad económica en el mismo periodo unida a los costes financieros de la deuda acumulada con anterioridad condujo a un aumento del porcentaje de deuda pública sobre el PIB. «Como resultado, el país sigue siendo incapaz de satisfacer plenamente sus necesidades financieras en los mercados», reiteró el Tribunal de Cuentas.

El organismo reconoce que la monitorización de la Comisión sobre la implementación del programa en Grecia fue «robusta» y admite que los rescates proporcionaron estabilidad financiera en el corto plazo y permitieron «ciertos progresos» en las reformas.

«Estos programas promovieron reformas y evitaron el impago de Grecia. Pero la capacidad del país de financiarse por sí mismo por completo en los mercados financieros sigue siendo un desafío», declaró en un comunicado el miembro del Tribunal de Cuentas europeo responsable del informe, Baudilio Tomé Muguruza. Si bien los auditores intentaron evaluar el rol del Banco Central Europeo (BCE), en línea con su mandato para estudiar la eficiencia operativa del supervisor único, este cuestionó la competencia del Tribunal de Cuentas en esa materia y no proporcionó información suficiente.

Y sin contar la gestión del FMI y del MEDE

Además, pese al destacado papel del FMI y el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) en los rescates, el informe no analizó su labor, ni la de las autoridades griegas y el Eurogrupo. En el caso del FMI, al no formar parte de las instituciones europeas, el Tribunal de Cuentas no posee competencias para auditar su gestión, mientras que el MEDE es también un ente independiente de la Unión sufragado con las aportaciones de los países que comparten la moneda única y tiene su propio acuerdo para las auditorías al margen del marco comunitario.

En cuanto a las autoridades helenas y el Eurogrupo, el informe no estudió las decisiones políticas relacionadas con los programas. Por lo que respecta a la labor de la Comisión, se examinó el diseño y gestión de los dos primeros programas de rescate, y del tercero, que debe concluir en 2018, solo su diseño.

 

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD