Programas del domingo
Cómo tributa una participación del Gordo de la Lotería de Navidad

Cómo tributa una participación del Gordo de la Lotería de Navidad

18 diciembre, 2017
|
Actualizado: 18 diciembre, 2017 10:23
|

Los números de la Lotería de Navidad generalmente están muy repartidos por el hecho de que se lleva casi a rajatabla el compartir décimos o bien comprar participaciones. 

Para evitar malentendidos o trapicheos, que pueden acarrear cárcel, se ha recomendado guardar los décimos y hacer fotocopias del anverso y del reverso. En caso de compartirlos, se ha de constar por escrito o a través de un soporte duradero. Aquí se pone en juego el honor y la palabra, y antes de que se las lleve el viento es mejor una imagen, más porque ante un tribunal la palabra contra otra carece de validez. En caso de encargar o intercambiar décimos enteros, hay que recogerlos y pagarlos antes del sorteo. En caso de perder un número, hay que denunciarlo ante la Policía y también en Loterías y Apuestas del Estado.

Hay quien ha comprado el décimo en verano, por lo que puede haberse extraviado o bien llevado accidentalmente a la lavandería o lavadora, por lo que en caso de encontrarse con el papel, hay que llevarlo a la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado, según su condición podrá cobrarse o no el premio. En caso de que sea irreconocible, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre deberá pronunciarse al respecto. El afectado por esta circunstancia no debe manipular los restos del décimo, sino guardarlo en un sobre de plástico. Asimismo, podría ser un juez el que determine en base a las pruebas, la no reclamación del décimo premiado y el testimonio del vendedor, su cobro.

Pero una vez que se realiza el sorteo y en caso de que el número premiado corresponda a una participación llega la confusión a la hora de cobrarlo. Para Hacienda y los bancos donde se permite cobrarlos solo son válidos los décimos de la Lotería de Navidad a la hora de facilitar el Premio. Y es el poseedor del décimo el encargado de cobrarlo y repartirlo. La tributación se realiza en el momento del cobro, es decir, el 20% de los premios superiores a 2.500 euros, que esta cantidad está exenta de tributación.

En este caso, los participantes de un décimo recibirán el dinero neto, y deberán conservar el papel para poder explicar su incremento de ingresos sin levantar sospechas. Las participaciones deben detallar qué importe se destina al premio y cuál es el importe del «donativo», por este motivo es muy importante tener en cuenta la cantidad por euro apostado.

Cuando llega el momento del cobro, los premiados con el Gordo cobran 320.500 euros por décimo, ya que los primeros 2.500 euros están exentos. Todas las pedreas y reintegros estarían así exentos. Teniendo en cuenta esta valoración, tan solo restaría dividir el premio entre los participantes del mismo. Asimismo, el poseedor del décimo tiene que demostrar que el premio está repartido en participaciones, más cuando recae sobre un gran número de ganadores.

Una vez explicado y demostrado, el ganador recibe el premio en la cuenta corriente, y de ahí se realizará el reparto, ya sea en efectivo o mediante transferencias.

.
Noticias Relacionadas: