Trucos para dejar la adicción al móvil

Trucos para dejar la adicción al móvil

16 enero, 2018
|
Actualizado: 16 enero, 2018 20:33
|

El uso cotidiano del teléfono móvil resulta tan imprescindible para muchas perosnas que se ha convertido en una adicción. No obstante, ese fenómeno podría estar provocado por las estrategias de las grandes compañías que ponen en marcha las grandes redes sociales con el fin de mantener activo al usuario el mayor tiempo posible, según ha publicado Nellie Bowles en The New York Times.
Grandes empresas de la insdustria tecnológica como Facebook realizan experimentos e invierten en investigaciones neurocientíficas con el fin de estudiar las reacciones cerebrales a determinadas tonalidades y averiguar qué resulta más llamativo al ser humano. «El color no es una señal para detectar objetos; en realidad, es algo mucho más fundamental, busca decirnos que ese objeto probablemente es importante», apunta Bevil Conway, investigador del National Eye Institute de Estados Unidos.

Trucos para dejar la adicción al móvil

1.- Apaga el móvil cuando vayas a dormir.
2.- Establece momentos de uso.
3.- Limita los horarios de acceso a aplicaciones y redes sociales. P
4.- Ayuna. Por ejemplo cuando te vayas de vaciciones dile no al PC, tabletas, el móvil de tu pareja o el ordenador del locutorio de la esquina.
5.- No contestes a todo enseguida.
 
El uso de ciertos colores que aparacen en las aplicaciones como Instagram o Twitter de esos servicios buscarían manejar la atención cerebral, configurar la pantalla del dispositivo para que solo muestre escala de grises podría ser la solución. «No compramos cereales con cajas en blanco y negro, sino aquellas con colores realmente estimulantes», así que «estas aplicaciones han desarrollado títulos, sombras y colores geniales, todo un diseño para estimular», explica la presidenta ejecutiva de la empresa de ‘marketing’ SalientMG, Mack McKelvey.
McKelvey asegura que obtuvo resultados en menos de una hora tras configurar la pantalla de su móvil para ver solo matices grises. El problema es que los fabricantes de teléfonos «esconden» esa posibilidad entre las opciones de personalización de sus apartos: «Me llevó 40 minutos averiguarlo», confiesa McKelvey.

Noticias Relacionadas: