Trump promete nuevas medidas migratorias

Trump promete nuevas medidas migratorias

20 febrero, 2017
|
Actualizado: 20 febrero, 2017 7:41
|

En un mitin organizado en Florida, Donald Trump ha prometido que próximamente aprobará una alternativa al polémico decreto migratorio suspendido por la Justicia.
«Tenemos que mantener seguro a nuestro país». Este fue uno de los mensajes más claros del discurso que Donald Trump pronunció este 18 de febrero en el aeropuerto de Orlando-Melbourne, en Florida. El presidente estadounidense también especificó una de las medidas a las que recurrirá para lograr la seguridad.
Su propuesta no contiene ninguna novedad, ya que promete aplicar medidas migratorias similares al decreto que un tribunal suspendió a principios de febrero, y que prohibía la entrada a EE.UU. a inmigrantes procedentes de siete países de mayoría musulmana.
«Firmamos una orden hace varias semanas y fue suspendida por un tribunal. (…) Sí, es muy triste», señaló el presidente. «Yo escuché a estos jueces hablar, hablar y hablar. Tan injusto. Así que haremos algo durante los próximos días. No nos rendimos. Nunca nos rendimos«.
«Tenemos un tribunal con el que no estoy de acuerdo», continuó el presidente, «así que haremos algo la próxima semana. Creo que quedarán impresionados. Veamos qué pasa».
Anteriormente el presidente ya había mencionado que planea elaborar una nueva orden antimigratoria como alternativa a la que la Justicia dejó sin vigor.
Prometió devolver al trabajo a los mineros, lograr «tremendos acuerdos comerciales en todo el mundo» y, en lo que es una posición más suave respecto a sus pasadas críticas a la OTAN, se declaró «un fan» de esta alianza transatlántica, aunque criticó que muchos de los «países ricos no están pagando sus cuentas».
En el mitin, en el que también habló brevemente la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, el presidente estadounidense prometió crear zonas de seguridad en Siria y en otros países de Oriente Medio para las personas que huyen de los conflictos, y aseguró que las pagarán los países del Golfo Pérsico.
Argumentó que estas zonas de seguridad evitarían tener que recibir en Estados Unidos a «decenas de miles de personas» de las que «no sabemos nada».

Noticias Relacionadas: