Programas del sabado
Tudanca dice que su «prioridad absoluta» serán las «políticas de igualdad»

Tudanca dice que su «prioridad absoluta» serán las «políticas de igualdad»

25 enero, 2022
|
Actualizado: 25 enero, 2022 16:45
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

El candidato socialista a la Junta, Luis Tudanca, se presentó hoy como el presidente que dirigirá “directamente” las políticas de igualdad, que serán transversales y una “prioridad absoluta” para su gabinete que será “paritario”. Además se plantea “cogobernar” Castilla y León desde el territorio y con la gente, a través de sus representantes locales.

Tudanca desgranó este martes las 100 primeras medidas de su Programa de Gobierno para las elecciones autonómicas del 13 de febrero en un acto rodeado de la dirección socialista en la Comunidad, así como de los candidatos y representantes de numerosos colectivos de la sociedad civil en el Laboratorio de las Artes de Valladolid (LAVA).

El socialista presentó las diez primeras medidas del que sería su gobierno para la Castilla y León del futuro, que pasarían por la apertura inmediata de todos los consultorios, con atención presencial de médicos y enfermeras y la garantía de asistencia con una espera máxima de 48 horas en la Atención Primaria, para la que prometió abordar su transformación con diálogo, con profesionales y el territorio.

Además, aseguró que convocará a todos los agentes económicos y sociales para diseñar y debatir un plan de recuperación de la Comunidad y para aprobar un presupuesto “ambicioso”, que le devuelva la estabilidad a esta tierra. También les pedirá consensuar un plan de promoción industrial, que se aprobará en los 100 primeros días.

De la misma forma, el candidato socialista comprometió un fondo extraordinario de 163 millones en ayudas a autónomos y empresas para digitalización, crecimiento y para superar este “bache” de la pandemia. También se presentará con carácter inmediato un proyecto de ley para la gratuidad de los libros de texto y el material escolar en la enseñanza obligatoria y se aprobarán las medidas necesarias para devolverle las 35 horas a los empleados públicos.

Como novedad, Tudanca situó entre sus diez primeras decisiones requerir a las entidades financieras que operan en Castilla y León, y quieran seguir siendo “colaboradoras” -cobro de impuestos, deuda pública- de la Junta, que habiliten con carácter inmediato mecanismos de atención personalizada para todos los clientes que por edad o capacidades digitales lo soliciten. Además, planteó que trabajará para “parar” el cierre de oficinas bancarias y de cajeros en el medio rural.

También planteó aprobar con el Consejo de la Juventud una Estrategia de Retención y Retorno del Talento, y de Primera Oportunidad, para que los jóvenes encuentren su primer empleo en la Comunidad y puedan, “por fin”, formar un proyecto de vida en su tierra. Además, repitió la promesa de aprobar una ley de lucha contra la despoblación, que defina el mapa de áreas de prioridad demográfica y que contará con un Plan de Incentivos fiscales a la actividad económica, el acceso a los servicios y la creación del empleo.

Además, completó sus primeras medidas, con la puesta en marcha de un Plan de Descentralización de la Administración, que con una “amplia participación” deberá completarse en menos de un año para llevar a las distintas provincias aquellos centros directivos, instituciones o entidades que puedan contribuir a la dinamización, la convergencia y la vertebración territorial.

Blindaje de los servicios

El candidato del PSOE planteó un programa de gobierno para poner a Castilla y León “a la vanguardia” tanto del crecimiento económico y la cohesión social de España. Insistió en su objetivo es transformar el modelo productivo de la Comunidad y su tendencia demográfica, así como mejorar la prestación de los servicios públicos.

El socialista se propuso “blindar” en el Estatuto de Autonomía un “suelo social“ de inversión social equivalente, al menos, al 12 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), como la “mejor garantía” para que la sanidad y la educación lleguen a todo el territorio. Así, prometió una ley contra la brecha salarial y laboral y un 45 por ciento más de fondos contra la lucha contra la violencia de género, para no solo combatirla, sino enfrentarse a los que “quiere acabar con lo conseguido”. También planteó un Plan de Inversiones Socialistas Prioritarias para mejorar las dotaciones

En materia sanitaria, Tudanca prometió “relanzar” la Atención Primaria con un nuevo modelo consensuado con profesionales y el territorio, que deje atrás la “soberbia”, y dedicar a este nivel asistencial el 25 por ciento del presupuesto de toda la sanidad. Además, reafirmó el compromiso de la reversión del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) por ser un agujero “negro” de recursos que lastra las posibilidades de inversión.

También prometió una ley que garantice tiempos máximos para ser atendidos en centros de salud y hospitales. Por ejemplo, señaló que en el caso de la cirugía oncológica y cardiáca, no valvular, el plazo máximo será de 20 días, y de 90 para las intervenciones no urgentes programadas. En consultas hospitalarias, plantea un máximo de espera de 30 días y en las pruebas diagnósticas de 20 días, con el fin de acabar con las listas de espera y corregir los “enormes desequilibrios”. Además, comprometió, “por fin”, la puesta en marcha de las unidades de radioterapia e incorporar a la cartera la asistencia bucodental a toda la población, comenzando por los menores de entre siete y 16 años.

En materia educativa, planteó la implantación “gradual” de la gratuidad en la educación infantil hasta los tres años, con la llegada de la de dos a tres años en éste y la culminación del proceso en el de 2024-2025. Además, comprometió un 25 por ciento más para el programa de becas autonómicas y la extensión de centros de Formación Profesional comarcales.

También, situó como prioridad, la transformación del modelo residencial para proteger “mejor” a los mayores, con el compromiso de triplicar las plazas sociosanitarias, así como los cuidados paliativos en el medio rural.

Transformación productiva

El socialista propuso un plan de choque del empleo con bonos para jóvenes, mayores de 45 años y perceptores del Ingreso Mínimo Vital y la Renta Garantizada de Ciudadanía, una ley para autónomos y de segunda oportunidad y planteó un plan digital que garantice la llegada de 100 megas a toda la población, para aprovechar el teleterabajo y las oportunidades de los nuevos sectores. Además, propuso un plan de servicios ferroviarios que implique a la Junta en las declaraciones de servicios públicos y la creación del Consejo de Innovación y Desarrollo Económico.

De la misma forma, el programa recoge una ley autonómica de desarrollo rural sostenible, para hacer frente a la emergencia climática, dedicar 87 millones a la financiación de los ayuntamientos y convocar en el plazo de un mes a la Conferencia de Alcaldías y Presidencias de Diputación para hacer un plan de trabajo e impulsar la cogobernanza.

Para el campo, Tudanca prometió la modificación de ley agraria para garantizar “precios justos”, un fondo de 50 millones para hacer frente a crisis climáticas, un plan de modernización y la culminación del impulso a los regadíos. Además, en materia de transición justa, prometió proteger a las cuencas mineras y la zona de influencia de la central de Garoña (Burgos).

Finalmente, Tudanca propuso un nuevo plan autonómico de vivienda, que incorpore al parque para el alquiler 1.000 nuevas viviendas, en colaboración con los ayuntamientos, aprobar una ley de fomento de las industrias culturales y un bono de 200 euros para utilizar en ofertas culturales para cada joven cuando cumpla los 16 años. En materia de función planteó una nueva ley para desarrollar la carrera profesional y mejorar sus condiciones.

El candidato socialista a la Junta, Luis Tudanca, se presentó hoy como el presidente que dirigirá “directamente” las políticas de igualdad, que serán transversales y una “prioridad absoluta” para su gabinete que será “paritario”. Además se plantea “cogobernar” Castilla y León desde el territorio y con la gente, a través de sus representantes locales.

Tudanca desgranó este martes las 100 primeras medidas de su Programa de Gobierno para las elecciones autonómicas del 13 de febrero en un acto rodeado de la dirección socialista en la Comunidad, así como de los candidatos y representantes de numerosos colectivos de la sociedad civil en el Laboratorio de las Artes de Valladolid (LAVA).

El socialista presentó las diez primeras medidas del que sería su gobierno para la Castilla y León del futuro, que pasarían por la apertura inmediata de todos los consultorios, con atención presencial de médicos y enfermeras y la garantía de asistencia con una espera máxima de 48 horas en la Atención Primaria, para la que prometió abordar su transformación con diálogo, con profesionales y el territorio.

Además, aseguró que convocará a todos los agentes económicos y sociales para diseñar y debatir un plan de recuperación de la Comunidad y para aprobar un presupuesto “ambicioso”, que le devuelva la estabilidad a esta tierra. También les pedirá consensuar un plan de promoción industrial, que se aprobará en los 100 primeros días.

De la misma forma, el candidato socialista comprometió un fondo extraordinario de 163 millones en ayudas a autónomos y empresas para digitalización, crecimiento y para superar este “bache” de la pandemia. También se presentará con carácter inmediato un proyecto de ley para la gratuidad de los libros de texto y el material escolar en la enseñanza obligatoria y se aprobarán las medidas necesarias para devolverle las 35 horas a los empleados públicos.

Como novedad, Tudanca situó entre sus diez primeras decisiones requerir a las entidades financieras que operan en Castilla y León, y quieran seguir siendo “colaboradoras” -cobro de impuestos, deuda pública- de la Junta, que habiliten con carácter inmediato mecanismos de atención personalizada para todos los clientes que por edad o capacidades digitales lo soliciten. Además, planteó que trabajará para “parar” el cierre de oficinas bancarias y de cajeros en el medio rural.

También planteó aprobar con el Consejo de la Juventud una Estrategia de Retención y Retorno del Talento, y de Primera Oportunidad, para que los jóvenes encuentren su primer empleo en la Comunidad y puedan, “por fin”, formar un proyecto de vida en su tierra. Además, repitió la promesa de aprobar una ley de lucha contra la despoblación, que defina el mapa de áreas de prioridad demográfica y que contará con un Plan de Incentivos fiscales a la actividad económica, el acceso a los servicios y la creación del empleo.

Además, completó sus primeras medidas, con la puesta en marcha de un Plan de Descentralización de la Administración, que con una “amplia participación” deberá completarse en menos de un año para llevar a las distintas provincias aquellos centros directivos, instituciones o entidades que puedan contribuir a la dinamización, la convergencia y la vertebración territorial.

Blindaje de los servicios

El candidato del PSOE planteó un programa de gobierno para poner a Castilla y León “a la vanguardia” tanto del crecimiento económico y la cohesión social de España. Insistió en su objetivo es transformar el modelo productivo de la Comunidad y su tendencia demográfica, así como mejorar la prestación de los servicios públicos.

El socialista se propuso “blindar” en el Estatuto de Autonomía un “suelo social“ de inversión social equivalente, al menos, al 12 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), como la “mejor garantía” para que la sanidad y la educación lleguen a todo el territorio. Así, prometió una ley contra la brecha salarial y laboral y un 45 por ciento más de fondos contra la lucha contra la violencia de género, para no solo combatirla, sino enfrentarse a los que “quiere acabar con lo conseguido”. También planteó un Plan de Inversiones Socialistas Prioritarias para mejorar las dotaciones

En materia sanitaria, Tudanca prometió “relanzar” la Atención Primaria con un nuevo modelo consensuado con profesionales y el territorio, que deje atrás la “soberbia”, y dedicar a este nivel asistencial el 25 por ciento del presupuesto de toda la sanidad. Además, reafirmó el compromiso de la reversión del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) por ser un agujero “negro” de recursos que lastra las posibilidades de inversión.

También prometió una ley que garantice tiempos máximos para ser atendidos en centros de salud y hospitales. Por ejemplo, señaló que en el caso de la cirugía oncológica y cardiáca, no valvular, el plazo máximo será de 20 días, y de 90 para las intervenciones no urgentes programadas. En consultas hospitalarias, plantea un máximo de espera de 30 días y en las pruebas diagnósticas de 20 días, con el fin de acabar con las listas de espera y corregir los “enormes desequilibrios”. Además, comprometió, “por fin”, la puesta en marcha de las unidades de radioterapia e incorporar a la cartera la asistencia bucodental a toda la población, comenzando por los menores de entre siete y 16 años.

En materia educativa, planteó la implantación “gradual” de la gratuidad en la educación infantil hasta los tres años, con la llegada de la de dos a tres años en éste y la culminación del proceso en el de 2024-2025. Además, comprometió un 25 por ciento más para el programa de becas autonómicas y la extensión de centros de Formación Profesional comarcales.

También, situó como prioridad, la transformación del modelo residencial para proteger “mejor” a los mayores, con el compromiso de triplicar las plazas sociosanitarias, así como los cuidados paliativos en el medio rural.

Transformación productiva

El socialista propuso un plan de choque del empleo con bonos para jóvenes, mayores de 45 años y perceptores del Ingreso Mínimo Vital y la Renta Garantizada de Ciudadanía, una ley para autónomos y de segunda oportunidad y planteó un plan digital que garantice la llegada de 100 megas a toda la población, para aprovechar el teleterabajo y las oportunidades de los nuevos sectores. Además, propuso un plan de servicios ferroviarios que implique a la Junta en las declaraciones de servicios públicos y la creación del Consejo de Innovación y Desarrollo Económico.

De la misma forma, el programa recoge una ley autonómica de desarrollo rural sostenible, para hacer frente a la emergencia climática, dedicar 87 millones a la financiación de los ayuntamientos y convocar en el plazo de un mes a la Conferencia de Alcaldías y Presidencias de Diputación para hacer un plan de trabajo e impulsar la cogobernanza.

Para el campo, Tudanca prometió la modificación de ley agraria para garantizar “precios justos”, un fondo de 50 millones para hacer frente a crisis climáticas, un plan de modernización y la culminación del impulso a los regadíos. Además, en materia de transición justa, prometió proteger a las cuencas mineras y la zona de influencia de la central de Garoña (Burgos).

Finalmente, Tudanca propuso un nuevo plan autonómico de vivienda, que incorpore al parque para el alquiler 1.000 nuevas viviendas, en colaboración con los ayuntamientos, aprobar una ley de fomento de las industrias culturales y un bono de 200 euros para utilizar en ofertas culturales para cada joven cuando cumpla los 16 años. En materia de función planteó una nueva ley para desarrollar la carrera profesional y mejorar sus condiciones.

Noticias Relacionadas: