PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Tudanca insiste en que se recupere la atención presencial y se mejoren las condiciones a los sanitarios

Denuncia que el consultorio de Carcedo (Burgos) lleva siete meses cerrado

El secretario general del PSOECyL, Luis Tudanca, pidió hoy a la Junta de Castilla y León que además de adoptar restricciones en la movilidad y en los cierres de establecimientos para evitar la propagación del COVID-19, tome también medidas para “fortalecer” la sanidad pública, la Atención Primaria, para mejorar las condiciones de los profesionales, para recuperar la atención presencial y para reabrir los consultorios médicos en el medio rural.

Lo hizo en declaraciones a los medios durante su visita al consultorio médico de Carcedo de Burgos , donde sus habitantes llevan más de siete meses sin atención presencial en el mismo, y estuvo acompañado por la secretaria general del PSOE de Burgos, Esther Peña, y el alcalde de la localidad, José Luis Antón.

Tudanca demandó al Ejecutivo autonómico “humildad” dado que, según manifestó, “no pueden seguir actuando con esta soberbia” y agregó que “no pueden seguir diciendo que son los mejores en la adopción de medidas, que son los primeros, que son los más rápidos” porque, lamentó que “en lo único en lo que estamos siendo los primeros y los más rápidos en Castilla y León es en la propagación del virus”.

Por ello, el dirigente burgalés abogó por que esta situación debe “hacer reflexionar” acerca de que “algo se tiene que estar haciendo mal” para que, apuntó, “Burgos esté a la cabeza de todas las ciudades de España, para que Castilla y León esté a la cabeza de todas las comunidades autónomas en la incidencia del coronavirus”.

Asimismo, el secretario general de los socialistas en la Comunidad reiteró la petición de la recuperación de las consultas presenciales, tras recordar que ayer también se registraron 140.000 firmas para pedir la recuperación de la atención presencial. Algo que también, recordó, pidió el Consejo de Colegios de Médicos esta semana.

Igualmente hizo referencia a los miles de profesionales sanitarios que ayer salieron a la calle para exigir la dimisión del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y para pedir a la Junta que retire el decreto que recorta sus derechos “en mitad de la peor pandemia de la historia”. “No puede ser que hayan pasado de ser héroes a villanos, a traicionarles, a mentirles, a castigarles, a quitarles sus derechos en apenas unas semanas y eso está provocando una enorme desmotivación en los profesionales, que también está afectando gravemente a los ciudadanos”, sentenció.

Asimismo, Tudanca indicó que con todo esto hay que escuchar al vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, decir “una barbaridad tras otra”. Ayer, según relató, “dice que sí hay atención presencial porque hay enfermos en los hospitales” y criticó que “¡Solo faltaría que también los ingresos fueran telefónicos!”.

“El portavoz de la Junta tiene las narices de decir que cómo no va a haber atención presencial, que no tenemos más que ir a los hospitales para ver que hay gente en ellos, que pacientes; hombre, solo faltaría que también la atención hospitalaria, los ingresos, hubiera que hacerles de forma telefónica… pero ¿se piensa que somos tontos?”, exclamó.

Por ello, aseveró que la Junta “no puede seguir tomando el pelo a los profesionales, a los alcaldes, a los habitantes del medio rural, a los pacientes de esta Comunidad”. “No puede seguir tomando el pelo y tienen que recuperar la atención presencial ya, hay que fortalecer la Atención Primaria, los mecanismos de vigilancia de la salud pública, de protección epidemiológica, hay que establecer con diálogo las condiciones laborales de los profesionales y hay que volver al consenso”, enfatizó.

Tudanca recordó que el PSOE ha estado al lado de la Junta en sus medidas, pero insistió en que no vale solo con restringir, sino que estas restricciones tienen que ir acompañadas de medidas de apoyo, no solo en materia sanitaria, sino también de apoyo al comercio o la hostelería. “El Gobierno de Castilla y León no sirve nada más que para prohibir porque no ha hecho nada en meses”, sostuvo Tudanca, quien recordó que votaron en contra de la propuesta del PSOE en las Cortes de apoyo a estos sectores, con un plan de choque de 40 millones de euros, entre otros.