PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Tudanca pide la mediación de Mañueco para que el PP apoye el estado de alarma

El líder del PSCL-PSOE lamenta que se "juegue a la confusión"

El secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, conminó al presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, a llamar al presidente del PP, Pablo Casado, para que rectifique su postura y apoye la declaración del estado de alarma. Así mismo, pidió explicaciones al jefe del Ejecutivo sobre las actuaciones frente al virus e hizo hincapié en que mientras pactaba el cierre perimetral hasta el día 9, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, le pedía al ministro de Sanidad, Salvador Illa, el confinamiento domiciliario a partir del día 15. «No es posible que juguemos a la confusión con los ciudadanos y con los sectores económicos afectados porque será muy difícil mantener un ritmo coherente y luchar contra la pandemia», indicó

Tudanca manifestó que el presidente de la Junta y la consejera de Sanidad sugerían casi a la misma hora dos decisiones «muy diferentes», y agregó que el PSOE de Castilla y León apoya todas las decisiones que ayuden a bajar la incidencia de la pandemia siempre que sean «coherentes, transparentes, que atiendan los criterios de los expertos y que, a ser posible, estén consensuadas con los agentes sociales y los económicos afectados», dijo.

En este sentido, dijo no entender como el presidente de la Junta antepone las decisiones que son beneficiosas para la Comunidad para intentar un pacto con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Ayuso.

Por otro lado, el líder de los socialistas en Castilla y León afirmó que el Sistema Sanitario de la Comunidad no está protegiendo de manera adecuada a la sociedad, y recalcó que no hay excusas posibles para que se continúe con la misma precariedad de medios.

En este sentido, mostró  su preocupación y recordó que su estado «no es fruto de la pandemia ni de la casualidad», sino que llega derivado de una política de desmantelamiento de la misma, sobre todo, en el medio rural emprendida desde hace mucho tiempo por el Gobierno del PP.

Tudanca, que se reunió hoy con los profesionales médicos y personal sanitario del área básica de salud de Almazán, recordó que el virus del COVID-19 se para no sólo con medidas de restricción de la movilidad y distanciamiento social sino con un refuerzo intenso de la Sanidad, algo que «no se está haciendo».

«Llevamos mucho tiempo soportando que no se atienda de forma presencial en la Sanidad pública de Castilla y León y  eso ha provocado que seamos una de las comunidades autónomas más afectadas tanto en la primera como en la segunda ola», destacó, para invitar a la reflexión de la sociedad a cerca de por qué la Comunidad está en los primeros puestos de contagios, en fallecimientos en hospitales y centros residenciales y en ingresos hospitalarios.

Para el secretario general del PSOE en Castilla y León no es «casualidad» que dimitan los directores de Atención Primaria de Soria y Palencia; que los médicos de Salamanca se marchen porque sólo les ofrecen contratos precarios y que se produzca el traslado de nueve médicos y se deje sin atención a más de 9.000 sorianos.

Al respecto, matizó que el Gobierno de coalición tan solo ofrece un «juego de trileros» mediante el cual trasladan los médicos de un lugar a otro pero no incrementan el número total. «Les quitan de un sitio para reforzar otro. «Necesitamos reforzar la atención sanitaria en Soria y no queremos que esto se convierta en una batalla provocada por la Junta de Castilla y León para ver qué provincia se queda con los médicos», reivindicó.

En este sentido, abogó porque se contraten mayor número de médicos y se les ofrezcan contratos dignos, de al menos de dos años mínimo de duración, para garantizar que permanezcan en Castilla y León de forma indefinida. Asimismo, se comprometió a exigir al Ejecutivo autonómico en el próximo pleno en las Cortes a que se recupere la atención presencial de manera inmediata, ya que no puede ser que el medio rural sufra durante más de siete meses la falta presencial de su médico de familia.

«La atención telefónica no es sanidad y haremos llegar estas reivindicaciones que están en el sentir de todos los castellanos y leoneses porque la sanidad está en cuadro. Necesitamos reforzar el sistema para hacer frente de forma adecuada a la pandemia. No basta sólo con cierres perimetrales, con limitación de aforos y horarios, restricciones a la movilidad y confinamiento. Es necesario reforzar el sistema sanitario», dijo.

Por último, y al respecto de su reunión con los profesionales sanitarios de Almazán, Tudanca, aseguró que le han trasladado que la situación de falta de médicos «se veía venir», ya que se habían jubilado algunos de ellos y no se había producido reemplazo alguno, y agregó que el PSOE ya había advertido a la Junta que este momento iba a llegar. «La falta de médicos y la precariedad se arrastra desde hace tiempo y esta situación se ha agravado con la pandemia. Los médicos y profesionales sanitarios piden los piden medios adecuados», indicó para insistir que el PSOE pidió un Plan de incentivos para cubrir las plazas en aquellas zonas con peor cobertura y que tuvieran mejores sueldos.