Programas del domingo
Twitter, un arma de doble filo para el inversor

Twitter, un arma de doble filo para el inversor

01 abril, 2016
|
Actualizado: 01 abril, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

Y es que cada vez son más las personas que prefieren guiarse por supuestos gurús de Twitter, que por asesores financieros que, claro, cobran por su trabajo. Los tuits se han convertido en el principal indicador de muchos inversores inconscientes muchas veces de quién es la persona a la que siguen. Por ello, el trader Borja Muñoz, ha escrito un libro, “Cambia de vida en 90 días”, en el que alerta, entre otras muchas cosas, de estas malas costumbres. Señala que “hay que coger con pinzas las Redes Sociales. Hay un estudio que refleja que el 63% de las personas consultan las Redes Sociales antes de hacer una inversión, pero lamentablemente los resultados no han mejorado. Ahora hemos descartado al Director del banco o al cuñado listo, por mirar Internet, Twitter u otra Red Social, pero hay que ser bastante precavido”.

Por lo que el trader ha de saber utilizar estas nuevas herramientas que ha traído la revolución digital y tecnológica. Una buena forma de utilizar Twitter, según Muñoz, pasa por filtrar en la Red: “Yo sigo a personas que gestionan su capital o su dinero, que sé, porque les conozco y he traspasado la barrera digital, que me puedo fiar de ellos. No está en función del número de seguidores. Hay gente brillante, con menos de 500 seguidores, que hace unas predicciones y unos análisis de índices y acciones espectaculares. Uno tiene que tener un filtro”.

Muñoz advierte, además, de que la Red Social ha cambiado mucho desde su nacimiento, hace ya una década: “Mi primer tuit data de 2008, época en la que Twitter molaba y en la que construías relaciones en base a conversaciones. Me gustaba. Hoy por hoy es como una selva, está lleno de trols, de haters, de personas que quieren medir su ego. Y no hay fiabilidad, no hay auditoría en esos tuits”.

Borja Muñoz sugiere que la competición es el peor compañero a la hora de invertir. Y, con las redes sociales, este fenómeno competitivo, no deja de crecer.

Noticias Relacionadas: