Ucrania asegura a G7 que está comprometida con reforma y lucha anticorrupción

Ucrania asegura a G7 que está comprometida con reforma y lucha anticorrupción

04 febrero, 2016
|
Actualizado: 04 febrero, 2016 0:00
|

Kiev, 4 feb.- Ucrania prometió hoy a los embajadores del G7 que está comprometida con las reformas estructurales tras la crisis que ha estallado en el Gobierno por la repentina dimisión del ministro de Economía, que denunció la rampante corrupción.

«El presidente y el primer ministro nos aseguraron que trabajarán juntos y en equipo para la introducción de reformas en el país», dijo a la prensa el embajador de Japón, país que junto a Estados Unidos, Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y Canadá integra el G7.

Por su parte, el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, aseguró que «está decidido» a realizar las reformas que exige el pueblo, aunque aseguró que para ello «es necesario cambiar urgentemente el Gobierno».

Con la excepción de los ministros reformistas, que debe conservar sus cargos, dijo Poroshenko, quien no aludió al futuro del primer ministro, Arseni Yatseniuk, cuya dimisión es solicitada cada vez con más insistencia por la oposición y miembros de la coalición gobernante.

La reunión entre los dirigentes ucranianos y los embajadores de los países del G7 fue convocada después de que el ministro de Economía, Aivaras Abromavicius, presentara el miércoles su dimisión tras denunciar corrupción en las filas de la coalición oficialista y presiones ejercidas contra las reformas que ha promovido.

«Hoy he decidido presentar mi dimisión. La causa es el bloqueo a cualquier intento de reformas estructurales en nuestro país. Ya no se trata sólo de falta de apoyos o voluntad política. Se trata de acciones concretas dirigidas a paralizar nuestra labor reformadora», lamentó Abromavicius, lituano nacionalizado ucraniano en 2014.

El ministro apuntó a Ígor Kononenko, uno de los líderes del partido Bloque Petró Poroshenko del mandatario ucraniano, como una de las «personas con nombres y apellidos» que han torpedeado su trabajo.

En los últimos dos meses y tras más de un año en primera línea política han dimitido en Ucrania el director adjunto del Banco Nacional Alexandr Pisaruk, así como los viceministros de Infraestructuras Vladímir Shulméister y de Economía Ruslán Korzh, todos procedentes del mundo de los negocios.

Durante su última visita a Kiev en diciembre pasado, el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió a Ucrania un mayor esfuerzo «para acabar con la corrupción, que frena demasiado el avance».

Precisamente, un sondeo dado a conocer hoy señala que la mitad de los ucranianos abogan por disolver la Rada Suprema (Parlamento) y convocar elecciones parlamentarias anticipadas.

Según esa encuesta realizada por la compañía demoscópica Reiting, sólo el 21 % aprueba la gestión de Poroshenko, mientras que en el caso de Yatseniuk el apoyo es de apenas el 8 %.

A su vez, el 59 % de ucranianos encuestados se pronunció a favor del ingreso en la Unión Europea (UE) y el 47 % apoyó la entrada en la OTAN. EFE

.
Noticias Relacionadas: