UE busca más «compromisos» del G7 ante crisis de refugiados y tratar de Rusia

UE busca más «compromisos» del G7 ante crisis de refugiados y tratar de Rusia

20 mayo, 2016
|
Actualizado: 20 mayo, 2016 0:00
|

Bruselas, 20 may.- La Unión Europea (UE) buscará que sus socios del G7 asuman más «compromisos» ante la crisis de refugiados y prevé coordinar la extensión de las sanciones impuestas a Rusia por su anexión de Crimea con Estados Unidos y el resto del grupo.

Los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, acudirán al encuentro del G7 que se celebrará el 26 y 27 de mayo en la localidad japonesa de Ise-Shima y reunirá a los jefes de Estado y de Gobierno de los mayores países europeos -Francia, Alemania, Italia y Reino Unido- con Estados Unidos, Canadá y Japón.

Los líderes comunitarios pedirán que «un número importante de iniciativas y compromisos sean tomados» en este ámbito, pues aunque comprende que por una cuestión geográfica seguirá haciendo frente a una mayor «carga», defiende que la crisis es «un reto global que necesita una respuesta global», según fuentes comunitarias.

«Sería muy bienvenido que se aumentasen las oportunidades de reubicación (de refugiados) por todo el G7 y todos los países del mundo», afirmaron.

La UE quiere además que el G7 anime a las instituciones financieras internacionales y a los donantes privados a que pongan fondos para gestionar la crisis.

Otra cuestión «especialmente relevante» para los Veintiocho es la relación entre Rusia y Ucrania, punto en el que las fuentes señalaron que el encuentro servirá para coordinar la respuesta a la crisis que viven ambas partes desde que Rusia se anexionara Crimea.

«El resultado del encuentro sobre esta cuestión será extremadamente relevante, también para las discusiones internas en la Unión Europea, incluida de cara a la extensión de las sanciones a Rusia» que los Veintiocho tendrán que decidir a principios de julio, indicaron las fuentes.

Éstas indicaron que espera que el G7 se mantenga en línea con la postura marcada el año pasado, por la que se mantienen las sanciones económicas a Moscú mientras las condiciones del acuerdo de Minsk que firmó con Ucrania no se cumplan.

«La aplicación de Minsk aún no es suficiente», afirmaron.

En el apartado de relaciones internacionales se tratará también Libia, la tensión en el mar de China y la situación en Irak, así como la lucha contra el terrorismo con un mayor intercambio de información.

Sobre cuestiones económicas, la UE considera una prioridad que se discuta una mayor cooperación fiscal y transparencia a escala global, para «desincentivar» la elusión o evasión de impuestos tras el escándalo surgido por la revelación de los papeles de Panamá.

«La UE cree que debemos ir más allá de los compromisos actuales y lo llevará al contexto del G7», dijeron las fuentes.

También se abordará el comercio internacional, punto en que los líderes europeos tendrán la oportunidad de dar un «impulso político» al tratado de libre comercio e inversiones (TTIP) con Estados Unidos y a la finalización del acuerdo de libre comercio cerrado con Canadá (CETA), así como a otros procesos como las negociaciones con Japón.

No obstante, las fuentes reconocieron que el «reto real actualmente es la disminución del apoyo de la opinión pública a la agenda a favor de promover el libre mercado», punto en el que consideró importante abordar cuestiones como el impacto negativo del exceso de la capacidad en industrias europeas como la siderúrgica.

Este sector se encuentra especialmente preocupado por el debate sobre si la UE concede o no a China el estatus de economía de mercado, una cuestión que las fuentes consideraron que «estará presente en las discusiones» pero sobre la que no habrá ninguna decisión. EFE

Noticias Relacionadas: