Programas del sabado
UGT y CCOO, dos sindicatos que pierden a más de la mitad de sus afiliados y que pretenden liderar la lucha contra el Gobierno

UGT y CCOO, dos sindicatos que pierden a más de la mitad de sus afiliados y que pretenden liderar la lucha contra el Gobierno

30 abril, 2018
|
Actualizado: 30 abril, 2018 20:35
|

UGT y Comisiones Obreras se han adueñado un año más del Primero de Mayo, aunque el apoyo de los trabajadores a estos dos sindicatos es cada vez menor con una drástica caída de sus afiliados que lastran sus cuentas por sus posicionamientos en algunos temas, como el proceso soberanista en Cataluña.

Los sindicatos salen este Primero de Mayo, a la calle para exigir al Gobierno y a la patronal igualdad, mejores empleos, mayores salarios y pensiones dignas y lo harán en varias manifestaciones en toda España que serán el «prólogo» de un año de movilizaciones y lucha para recuperar los derechos perdidos.

Bajo el lema «Tiempo de ganar», los principales sindicatos, UGT y CCOO, han convocado más de ochenta movilizaciones en más de setenta ciudades de todas las comunidades autónomas mañana, Día Internacional del Trabajo.

Pero quizás, el lema que más se acerca a ellos es «tiempo de perder», tal y como desvelan sus estados contables.

Los últimos datos económicos oficiales publicados tabnto por UGT como por Comisiones Obreras datan del año 2016, pero en el caso de UGT, cosa, que no hace pública el sindicato CCOO, también se recogen los presupuestos del año 2017 y los previstos para este 2018.

Pues bien, según UGT para 2018 tiene previsto unos ingresos de 11,08 millones de euros menos, el 46,24% menos que los ingresos presupuestados en 2017, que ascendían a 20,61 millones de euros.

Los ingresos por cuotas de afiliados ascienden para este año a 5,66 millones de euros, frente a los 16,76 millones que se habían presupuestado el año pasado, es decir, el 66% menos, lo que implica, sin duda, que las bajas ha sido masivas en el sindicato en el último año.

Por el contrario, para este año esta previsto que se incremente la partida de «otros ingresos propios», de 162.280 euros a 1,51 millones de euros, y los de subvenciones públicas de 3,68 millones a 3,89 millones.

Los presupuestos de UGT

En el caso de CCOO, la transparencia brilla por su ausencia. No hay Presupuestos públicos de 2017 y 2018, al menos que se puedan consultar en su página web, y sus últimos datos publicados apuntan que en el año 2016 ingresó 12,53 millones por cuotas de sus afiliados, frente a los 12,68 de 2015, 153.715 euros menos, desconociéndose, hasta la fecha, como ha evolucionado la afiliación en el último año y en los primeros meses de 2018.

Y a tenor de lo ocurrido, parece que no muy bien. Muchos afiliados, tanto de UGT como CCOO, no estuvieron de acuerdo con la decisión de ambos sindicatos de apoyar la manifestación independentista del 15 de abril y solicitaron su baja como afiliados.

Los sindicatos de clase CC OO y UGT de Cataluña se sumaron a la manifestación convocada por Òmnium Cultural y la ANC, promotoras de las reivindicaciones separatistas y ahora en manos de los llamados CDR. La avalancha de bajas anunciadas en redes sociales fueron muy numerosas. Las delegaciones territoriales de CC OO y UGT, ex dirigida hasta el pasado año por el actual líder del sindicato, Josep María Álvarez, volvieron así a apoyar a los independentistas provocando la enérgica reacción de sus afiliados en otras zonas de España y las redes sociales se incendiaron.

«En mi empresa, aquí en Cataluña, ya esta mañana le han dicho dos personas al delegado sindical de CC OO que le tramiten los papeles para darse de baja como afiliados. Es lo que tiene que UGT y CC OO defiendan a golpistas burgueses en vez de a trabajadores, que es para lo que están», ha asegurado un tuitero, que recibía una pronta respuesta por parte de otro: «En la mía nos hemos dado de baja 17 hoy. De las CC OO».

Otros aún se lo están pensando: «Me entristeceria profundamente tener que darme de baja de @CCOO«, un mensaje dirigido al líder de CC OO, Unai Sordo. Las críticas a ambos sindicatos se han desatado: «No se dan cuenta el trabajo sucio que les estan haciendo a los nobles catalanes y que para esto los han adoctrinado durante 30 años». «No me creo que un sindicalista pida la huelga en apoyo de la oligarquía catalana,con la escusa del process».

Duras críticas a los sindicatos: «Otra panda de vagos», «no sirven para nada»

«Los sindicatos no sirven de nada , otra panda de vagos», especifica un usuario.

Mientras que algunos de los usuarios de la red social son más claros y afirman haberse dado de baja antes: «Yo lo hice en octubre, por ese mismo motivo. Ellos sabrán lo que hacen, una vergüenza. Llevaba afiliada más d 15 años». «De las cuotas también sacan algo. Yo pagaba 10 euros al mes hace ya varios años, no sé lo que cobrarán ahora, pero seguro que perder, pierden si la gente se da de baja», apuntaba otro.

«Hace ya un año que me di de baja de UGT después de 30 años de afiliación.Y no me arrepiento», ha informado otro usuario. «UGT y CC OO poco han echo por los trabajadores.. Solo miran por por ellos mismos.. Pero que defiendan a golpistas y se precien a convocatorias de huelga muy bajo habéis caído», ha lamentado otra tuitera.

Sordo y Álvarez, de Neptuno a Sol

Los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, respectivamente, encabezarán la manifestación de Madrid, que discurrirá desde la Plaza de Neptuno a la Puerta del Sol, donde terminará con la lectura de un manifiesto.

Entre sus reivindicaciones, reclaman a la patronal una subida salarial nítida en la negociación colectiva, para que los salarios recuperen poder de compra, subiendo por encima de los precios y sobre todo los más bajos.

En concreto, los sindicatos piden a la patronal una subida mínima del 3,1 % -que resulta de la inflación prevista para 2018 (1,6 %) más 1,5 puntos adicionales en concepto de recuperación del poder adquisitivo perdido-, con una cláusula de revisión salarial y un salario mínimo en convenio de 1.000 euros brutos mensuales, aunque ellos sólo han subido el sueldo a sus trabajadores el 1,6%.

Asimismo, ven necesario revalorizar las pensiones por encima del 0,25 % que establece la norma actual y consideran el anuncio del Gobierno de subirlas conforme al IPC este año y el que viene un «mero parche» por lo que instan a derogar la reforma de 2013 para que en las tres próximas décadas el sistema continúe siendo público y suficiente.

También se centrarán en la lucha en favor de la igualdad y contra la precariedad laboral, en una mejora de la fiscalidad, mayores ayudas a los refugiados y un mayor apoyo a los sindicalistas pendientes de un juicio.

CSIF acusa a UGT y a CCOO»de postularse a favor del proceso soberanista

El tercer sindicato en número de afiliados, CSIF, ha convocado distintos actos en diferentes regiones para luchar por un acuerdo que permita a los empleados públicos recuperar el poder adquisitivo perdido y el empleo.

Según su manifiesto, quiere que se supere «el obstáculo que supone la obsoleta normativa sindical» y acusa a UGT y CCOO de «postularse del lado del proceso soberanista».

La Unión Sindical Obrera (USO) celebra varios actos en distintas regiones, si bien el más importante tendrá lugar en León, al que asistirá su secretario general, Joaquín Pérez, donde reclamarán que la recuperación económica llegue a los trabajadores y pensionistas.

Por ello, USO insta al Gobierno a acometer una profunda reforma fiscal, elaborar un sistema de formación para el empleo de calidad, perseguir el fraude y los paraísos fiscales, apostar por las políticas de igualdad y diseñar nuevos planes energéticos y de infraestructuras.

La manifestación convocada por USO en León partirá de las Cortes de León y finalizará en la Plaza de Toros con un mitin que cerrará Pérez.

Diez años después de que comenzara la crisis económica «una herramienta de la patronal y del sistema político corrupto», CGT llama a manifestarse para que los bancos no sean más importantes que las personas, para que los servicios públicos no sean privatizados y contra el desmantelamiento del sistema público de pensiones.

CNT centrará este año sus manifestaciones en la lucha contra los accidentes laborales, el empleo precario, la brecha y violencia de género, el machismo, las cárceles llenas de «supuestos terroristas» y contra los centros de internamiento de emigrantes.

Por ello, han modificado el recorrido de la manifestación, que comenzará en la plaza de Oporto para terminar en el CIE de Aluche y, tras la cual, celebrarán una comida popular en el parque de Las Cruces, donde habrá un recital de poesía combativa.

Desde el Partido Comunista quieren que el Primero de Mayo sea una jornada de reivindicación, pero también de compañerismo y camaradería, por lo que llevarán a cabo una marcha por la Cuesta de Moyano y terminarán con una paella y música en directo en el Quiosco de la Reina, en la madrileña Ronda de Toledo. E

.
Noticias Relacionadas: