Programas del domingo
Un venezolano tiene que trabajar 11 días para comprar un kilo de pollo

Un venezolano tiene que trabajar 11 días para comprar un kilo de pollo

25 mayo, 2018
|
Actualizado: 25 mayo, 2018 9:39
|
PUBLICIDAD

En Venezuela la crisis humanitaria se acrecienta. Un venezolano para poder comprar un kilo de pollo tiene que trabajar 8 horas, es decir 11 días. En 2017, tenía que dedicar casi una jornada entera de trabajo, 7 horas y 24 minutos.El caos económico y social, causado por la crisis política en la que se encuentra sumergida Venezuela, protagonizan las elecciones presidenciales del 20 de mayo, ambientadas en un clima de hiperinflación, protestas y la severa escasez de alimentos y medicinas.

La situación económica está atada a la crisis social que a su vez surge tras años de decisiones políticas de los líderes de la revolución bolivariana marcadas por expropiaciones de empresas, muerte del aparato productivo y un control de cambio que se inició en 2003.

Como nunca antes en la historia contemporánea del país petrolero, los ciudadanos se han mostrado apáticos ante la campaña electoral pese a que los candidatos han puesto el acento en esta crisis signada por una altísima inflación, que este año, según cálculos del FMI, puede cerrar en 14.000%.

La última encuesta Encovi que hacen las principales universidades de Venezuela reveló que la pobreza extrema aumentó en el país caribeño de 23,6% a 61,2% en cuatro años y casi 10% tan solo entre 2016 y 2017.

En 80% de los hogares no se come de forma adecuada y el 64% de los encuestados reportó haber perdido un promedio de 11 kilos de peso en el último año por no poder acceder a los alimentos

Se suma a este escenario la escasez de dinero en efectivo, lo que ha generado caos en los servicios que solo se pagan en moneda física como la gasolina o el transporte público y ha surgido una fuerte mafia de vendedores de billetes que los entregan a cambio del doble de su costo, e incluso más.

También existe escasez de todo tipo de repuestos con la consecuente paralización del parque automotor público y privado, así como de electrodomésticos y maquinaria de todo tipo, incluyendo los equipos médicos de clínicas y hospitales.

 

Crisis hospitalaria: falta de médicos medicinas e infraestructuras

La organización Codevida, que reúne a varias ONG orientadas a la salud, ha denunciado la falta de equipos y tratamiento para pacientes renales y todas las enfermedades crónicas, así como el pésimo estado de los hospitales públicos.

Mientras, la falta de vacunas que han dejado de conseguirse desde hace más de dos años ha generado el regreso de enfermedades prácticamente inexistentes como la malaria, la difteria o el sarampión.

El canal humanitario para que al país ingresen medicinas y alimentos ha sido solicitado tanto por el Parlamento, de mayoría antichavista, como por la comisión opositora que asistió al diálogo que se celebró con el Gobierno en República Dominicana el año pasado.

Sin embargo, el Gobierno de Maduro se niega a esta posibilidad por considerar que se trataría de un Caballo de Troya para dar paso a una invasión extranjera en Venezuela

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD