UPSA, Telefónica y ProFuturo renuevan el programa de educación digital en entornos vulnerables

UPSA, Telefónica y ProFuturo renuevan el programa de educación digital en entornos vulnerables

01 junio, 2022
|
Actualizado: 01 junio, 2022 17:16
|

ProFuturo, el programa de educación digital de Fundación Telefónica y Fundación ‘la Caixa’, la Universidad Pontificia de Salamanca y la Red de Cátedras Telefónica renovaron este miércoles por un año más la Cátedra Telefónica ProFuturo-Upsa ‘Analítica de datos de proyectos educativos en entornos vulnerables’, que fue creada en 2018 con el objetivo de innovar en educación digital y de encontrar el algoritmo de la calidad educativa.  

La Cátedra lleva cuatro años impulsando la investigación y el desarrollo de tecnologías para la explotación de datos de los proyectos educativos que ProFuturo lleva a cabo con su programa en 40 países de Hispanoamérica, el Caribe, África y Asia. También ha sido el germen de iniciativas como ‘#hack4edu’, el primer ‘hackatón’ híbrido, internacional y con propósito social dedicado a la educación digital, que en noviembre celebrará su tercera edición con más de ocho países, 14 universidades y 280 participantes en su trayectoria.  

La firma del acuerdo tuvo lugar en la ‘Jornada Ágora’ sobre los grandes desafíos de la educación digital en entornos vulnerables, una de las actividades que forma parte de la Cátedra Telefónica ProFuturo-Upsa y que organiza la Red de Cátedras Telefónica para “promover el debate sobre la transformación digital, la cultura y la sociedad en la universidad”.  

El encuentro contó con dos mesas redondas. La primera, moderada por el director de la Cátedra Telefónica ProFuturo-UPSA, Manuel Martín-Merino, giró en torno a los desafíos actuales y futuros de la educación digital desde tres puntos de vista: el de la universidad, el de la Administración pública y el de la empresa.  

Mirian Cortés, rectora de la Upsa, explicó que “las universidades que quieran moverse en este entorno de enseñanza virtual requieren de un plan estratégico complejo con toda la comunidad educativa implicada en él”. “Que exista ya en todo el mundo no significa que siempre se esté haciendo bien”, añadió. Por ello, “las universidades con tradición presencial como ésta, no tienen por qué modificar y trasladar al territorio virtual toda su oferta académica, sobre todo cuando la presencialidad y sus procesos metodológicos asociados han demostrado durante siglos eficacia frente a esta nueva interacción síncrona, que todavía está lejos de poder desarrollarse con plenitud en el ámbito virtual”.  

Sin embargo, la UPSA, con clara vocación de servicio universal, no renuncia al entorno online. “Nos parece muy importante ofrecer a nuestros alumnos flexibilidad a la hora de elegir su modalidad de enseñanza, siendo un valor añadido que convierte, más si cabe, la formación en algo universal, como universal es el objetivo de compartir el conocimiento con la humanidad”, concluyó la rectora.  

Modelo híbrido

En su intervención, Rocío Lucas, consejera de Educación de la Junta de Castilla y León, defendió el modelo híbrido en educación. “El entorno digital es el complemento indispensable de la presencialidad, con esa cercanía tan fundamental entre el profesor y el alumno. En esa combinación se encuentra la fórmula del éxito”, manifestó.  

La consejera también ha destacado la apuesta del sistema educativo castellano y leonés por las tecnologías de la comunicación. “En esta legislatura nos proponemos conseguir la conexión de las aulas para que los alumnos puedan interactuar a través de la educación digital. Vamos a hacer una gran inversión para el cableado de los centros educativos”, avanzó.  

Además de la digitalización de infraestructuras, también hizoo hincapié en el punto de vista académico, recordando que “sin la formación de los docentes para poder impartir las clases online es difícil conseguir esa digitalización”.  

La era digital

La directora territorial de Telefónica en Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha, Beatriz Herranz, aseguró por su parte que dos años después de la pandemia, “el desafío es, ahora, que toda la comunidad educativa se adapte a un nuevo escenario: a aprender y enseñar en digital, creando contenidos y nuevos métodos de enseñanza”. “Tenemos que cambiar mentalidades y formar a los líderes digitales que deben guiarnos en este cambio de era, en el que las personas deberán ser el centro de todo”, matizó.  

Según sus palabras, Telefónica es un “actor relevante”, primero por la conectividad, “con el objetivo de llevar internet ultrarrápido a toda la región en 2025” y, en segundo lugar, por aportar sobre la red “las mejores plataformas, tecnologías y servicios digitales”. En tercer lugar, señaló la apuesta de Telefónica por “la formación, la empleabilidad, el apoyo a la innovación y el emprendimiento y la búsqueda de talento”, con su Red de Cátedras Telefónica o el programa Conecta Empleo.  

La responsable de Innovación y Producto de ProFuturo, Mílada Gonçalves, expuso las claves por las que la analítica de datos aplicada a proyectos de innovación educativa es una “prioridad estratégica” para este programa de educación digital. “Nos permite obtener información de cómo aprenden las personas y, a su vez, apoyar a cada docente tanto en la personalización del aprendizaje en el aula como en su propio desarrollo profesional”, apostilló. 

Aunque no basta con tener la información, según aclaró, sino que esta “tiene que ser segura y ha de organizarse y usarse de manera ética, permitiendo cruces y análisis que los algoritmos pueden hacer mejor que las personas”. “Es el momento de sumar las capacidades humanas a las capacidades de las máquinas para avanzar en los retos que suponen las brechas de aprendizajes. En ProFuturo queremos ser protagonistas de esa revolución tecnológica y ponerla al servicio de quienes más lo necesitan”, concluyó. U

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: