Valladolid incorpora diez vehículos eléctricos y de gas a su flota de limpieza

Valladolid incorpora diez vehículos eléctricos y de gas a su flota de limpieza

Dos de ellos son camiones Scania diseñados en exclusiva para esta ciudad
14 noviembre, 2020
|
Actualizado: 14 noviembre, 2020 11:24
|

El Ayuntamiento de Valladolid ha incorporado diez nuevos vehículos a la flota del Servicio de Limpieza, de los que tres son eléctricos cien por cien, y el resto están propulsados por GNC (gas natural comprimido). El alcalde, Óscar Puente, que participó en la presentación de los nuevos vehículos, destacó que la inversión permite dar un paso adelante en medios materiales y en materia de sostenibilidad ambiental, a la vez que indicó que adquisición es una muestra de la apuesta del Consistorio por las factorías que se ubican en el municipio.

Además, según informa el Ayuntamiento, los vehículos han sido rotulados y decorados con la obra del artista vallisoletano Manuel Sierra. A través de estos dibujos artísticos que presentan los laterales de los camiones, se intenta llamar la atención a la población para que se conciencie de la importancia del reciclaje. Con la entrada de estos camiones de carga lateral se va a finalizar el proceso de cambio del sistema de recogida de las rutas paseo Zorrilla y La Farola y el cambio de los contenedores de orgánica. Está previsto instalar unos 160 contenedores nuevos con una inversión de casi 135.000 euros.

De los vehículos presentados, dos corresponden a la marca sueca Scania, que han sido diseñados en Suecia y Alemania de manera exclusiva para Valladolid, según informó Distribuciones Amo S.A. (Grupo DIASA), concesionario oficial de Scania así como de Geesinknorba y Carrocerrías M. Torre. Los chasis Scania son dis vehículos recolectores de residuos sólidos de carga trasera, modelo P340 de 26 toneladas y 3 ejes, siendo el último direccional. Cuenta con un motor de Gas Natural Comprimido y 1.600 Nm de par máximo a 1.100-1.400 rpm ofreciendo así el equilibrio perfecto entre potencia y eficiencia de consumo combinado con bajas emisiones. El recolector compactador es el modelo Geesink GPM IV con de capacidad de 20 metros cúbicos y de tecnología eléctrica gracias al novedoso sistema híbrido LI-ON Power. La combinación de ambas tecnologías, por tanto, son perfectas para un servicio extremadamente silencioso del transporte urbano y suburbano.

El resultado de esta combinación es un vehículo versátil de alta calidad con características técnicas idóneas para el trabajo que estos camiones van a realizar en su ruta urbana de recolección de los residuos y su transporte al vertedero de la localidad de Villanubla, destacando la caja de cambios automática Allison con ralentizador integrado, suspensión neumática en el eje trasero, aire acondicionado o retrovisores eléctricos calefactables, entre otros. Precisamente, la caja de cambios es Allison, la más potente del mercado para este tipo de trabajos, que lleva incorporado retarder hidráulico además de un sistema de ayuda de arranque en pendientes. A nivel de seguridad, incluye los sistemas AEB (sistema de frenado de emergencia que utiliza la cámara y el radar situado en la parte frontal del vehículo. El propósito de este sistema, en la medida de lo posible, es evitar choques con el vehículo que circula delante) y LDW (sistema de seguridad que advierte al conductor si el vehículo está a punto de cruzar accidentalmente las marcas de carril .

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: