Veganzones defiende el apoyo de los centros tecnológicos de la Comunidad al sector de la defensa

Veganzones defiende el apoyo de los centros tecnológicos de la Comunidad al sector de la defensa

24 junio, 2024
|
Actualizado: 24 junio, 2024 12:05
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

J.M.A. / ICAL

El consejero de Industria, Comercio y Empleo, Mariano Veganzones, respaldó este lunes la aportación de los centros tecnológicos de Castilla y León al sector de la defensa durante su discurso de inauguración de una jornada técnica celebrada hoy en el Centro de Láseres Pulsados de Salamanca (CLPU), organizada por el Clúster de la Industria de Defensa, en la que se abordaron varios proyectos de ámbito militar en los que el centro está involucrado actualmente.

Veganzones afirmó que la soberanía de la defensa es un valor “estratégico” para España y, por ello, subrayó el “afán” de la Consejería de invertir en investigación y que así todas estas innovaciones en el ámbito de la defensa y de la tecnología puedan estar “a disposición de la sociedad española”. “Todos los centros de investigación que tenemos pueden contribuir al desarrollo y al impulso de todas estas tecnologías. Tenemos diez centros tecnológicos en Castilla de León repartidos por todas las provincias de nuestra Comunidad, somos líderes, y por lo tanto creo que podemos aportar mucho en este ámbito de la innovación y la investigación en materia de defensa y de hecho varios de nuestros centros tecnológicos tienen proyectos concedidos por el ministro de Defensa para el desarrollo de investigaciones críticas en este ámbito”, reflexionó el consejero en declaraciones recogidas por Ical en el Parque Científico de Villamayor de Armuña.

El titular de Industria, sin embargo, advirtió de que la inversión en defensa es “un punto débil” en la sociedad y economía españolas. “Solo invertimos el 1,28 por ciento del PIB en gasto de defensa. Somos el país de la OTAN que menos invierte en industrias de defensa. Invertimos lo mismo que Luxemburgo o que otros países como Eslovaquia, países pequeños del ámbito de la OTAN. Esto creo que es una debilidad, tenemos que recuperar esa inversión, llegar a ese dos por ciento como mínimo que se ha marcado la OTAN para invertir, eso nos hará que tengamos mucha más facilidad para investigar en estos ámbitos”, apuntó.

En este sentido, Mariano Veganzones reflexionó acerca del traslado a la sociedad civil que pueden tener estos avances y que conllevan “muchos beneficios” para la ciudadanía. “España es un país que está sufriendo, además, una debilidad estratégica debido a las pulsiones de las regiones independentistas, de los sectores independentistas de dos regiones españolas, sobre todo en Cataluña y en el País Vasco. Eso es una debilidad en materia de defensa”, señaló. El avance tecnológico, desde su punto de vista, permite que la industria militar se abarate y eso iguale las fuerzas entre los países. “Eso es otra debilidad con la que tenemos que luchar, invirtiendo más en tecnología e investigación.

La tecnología desarrollada en el CLPU de Salamanca tiene aplicaciones concretas en el ámbito militar. “Los nuevos láseres ultra cortos y ultra intensos se aplican sobre todo en dos ámbitos, en la designación de objetivos, en el marcaje de objetivos y sobre todo también en la destrucción de los objetivos. No solo la designación para que otros elementos combatan los objetivos, sino que el propio láser a través de la intensificación de los electrones en fotones, crea una masa calórica muy intensa que destruyen los objetivos”, explicó.

Normalmente se utilizan en las zonas de conflicto para hacer “paraguas antimisiles” y para destruir misiles de corto alcance. “Se utilizan porque es mucho más barato combatir un misil con un láser, que cuesta prácticamente tres o cuatro euros el disparo, que combatirlo con otro misil que viene a costar, pues, a lo mejor, 60.000, 80.000 euros”, aclaró.

En resumen, Veganzones apostó por reducir la dependencia exterior en materia de defensa. “Nosotros dependemos en cierta manera de la tecnología que se crea en Israel, el Reino Unido o en Estados Unidos, pero nuestra intención es avanzar, ya que tenemos este centro puntero en tecnología láser para que lleguemos a ser nosotros también líderes en el campo de los láseres”, concluyó.

Drones y misiles

La directora del Centro de Láseres Pulsados, María Dolores Rodríguez, destacó que el papel del CLPU comienza a ser “crucial” en el ámbito de la defensa gracias a los fondos europeos que han permitido impulsar dos proyectos, aunque “el más importante” cuenta con fondos del Ministerio de Defensa y tiene como objetivo “diseñar, prototipar, construir y hacer pruebas con un láser para derribar drones y misiles”. Una iniciativa que cuenta con más de dos millones de euros de presupuesto y un plazo de ejecución de dos años.

Por su parte, el presidente del Clúster de la Industria de la Defensa, Manuel Vila, destacó el valor del CLPU de Salamanca en la utilización de tecnologías duales para el sector de defensa y explicó que lo que pretenden con la celebración de esta jornada es “impulsar es el acercamiento de todas aquellas empresas, instituciones, institutos de investigación que utilizan tecnologías disruptivas o de posible aplicación a la defensa a este sector”, con un objetivo final que es “incrementar la soberanía estratégica de España”, es decir, “fabricar y desarrollar tecnologías y sistemas de defensa en España y no tener que depender de otros países”.

Noticias Relacionadas: