Vídeos demuestran que Óscar Pérez negociaba su entrega cuando fue asesinado

Vídeos demuestran que Óscar Pérez negociaba su entrega cuando fue asesinado

18 enero, 2018
|
Actualizado: 18 enero, 2018 12:51
|

Horas antes de ser asesinado junto a sus compañeros, el expolicía Óscar Pérez estuvo pactando su entrega con los primeros funcionarios policiales que llegaron a la vivienda donde se encontraba escondido.
Vídeos divulgados este martes se puede apreciar como Pérez, junto a otros compañeros, les habla a los funcionarios policiales con cercanía, asegurando que ellos no son delincuentes y que solo quieren un país mejor para todos los venezolanos.


El piloto de 36 años fue la cara mediática de un grupo rebelde llamado «Guerreros de Dios» que se atrincheró en la zona montañosa de El Junquito, cerca de Caracas.
Las autoridades confirmaron que Pérez, al que llamaron jefe del «grupo terrorista», murió en la operación de comandos militares contra el reducto, que fue demolido por un disparo de lanzagranada, cuyo destello explosivo se multiplicó en las redes. «No quieren que nos entreguemos, nos quieren asesinar», decía Pérez en uno de los videos. «Ya estamos negociando con los funcionarios, los fiscales y la prensa de Venezuela», agregaba. A los periodistas de sucesos nunca les permitieron subir hasta el lugar de la negociación, recuerda Diario las Américas.
Según el Ministerio del Interior, las fuerzas del orden fueron atacadas cuando se estaba negociando la rendición. La operación dejó dos agentes de policía muertos y cinco heridos, mientras que hubo siete bajas entre los rebeldes, además de cinco detenidos.
Antes de levantarse contra el Gobierno, Pérez piloteaba el helicóptero que secuestró y con el que apareció con la bandera del artículo 350 de la Constitución, que llama a los venezolanos a desconocer cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticas. Con el mismo, atacó las sedes del Tribunal Supremo de Justicia y el Ministerio del Interior. Pérez era miembro de la Brigada de Acciones Especiales (BAE) de la policía judicial y, según el Gobierno, fue piloto del exministro del Interior Miguel Rodríguez Torres, quien fue acusado de estar detrás de un complot golpista.
 

Noticias Relacionadas: