La vieja guardia de IU se opone a la fusión con Podemos

La vieja guardia de IU se opone a la fusión con Podemos

05 mayo, 2016
|
Actualizado: 05 mayo, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

IU consulta a las bases sobre la fusión con Podemos, la pregunta es tan poco clara que la militancia no conocerá el acuerdo entre Pablo Iglesias y Alberto Garzón, por lo que se está pidiendo un cheque en blanco. La vieja guardia de IU se opone frontalmente a la pretensión de Pablo Iglesias, cuyo objetivo final es fagocitar el liderazgo de la izquierda en España.

El portavoz de IU en el Parlamento asturiano y ex diputado, Gaspar Llamazares, ha señalado que la «intolerancia» y la «exclusión» no son «los mejores avales» para avanzar en el proceso de convergencia entre Podemos y la coalición para concurrir de forma conjunta en las próximas elecciones generales.

En declaraciones a los periodistas, Llamazares ha señalado que afirmaciones como las del líder de Podemos, Pablo Iglesias, en las que lo identificaba con el pasado frente al futuro que representa Alberto Garzón «demuestra el nivel escaso del debate y de la crítica».

«Es mejor razonar que descalificar. Si el cambio depende de una sola generación y los demás somos todos unos carcas y unos viejos no habrá cambio posible en la izquierda», ha añadido.

El líder de Izquierda Abierta se ha mostrado convencido de que en la consulta celebrada por IU con su militancia para decidir si abre un proceso negociador con Podemos «va a ganar el sí», pero ha advertido de la escasa participación en dicho proceso lo que refleja que los afiliados de la coalición «no están movilizados«. A su juicio, IU debería presentarse en solitario en los próximos comicios para intentar ilusionar «tanto a los decepcionados con el giro hacia la derecha del PSOE como el giro sobre su ombligo de Podemos«.

Llamazares ha asegurado que respetará el resultado que salga de la consulta de IU, pero ha advertido de que aún falta por saber «lo fundamental», el programa, los candidatos, la estrategia y el resultado electoral que obtenga esa coalición, «y entonces hablaremos». En Asturias, donde Podemos plantea como condición para concurrir juntos a las elecciones que IU rompa el acuerdo de investidura que alcanzó con el PSOE a comienzos de legislatura, Llamazares ha subrayado que la estrategia parlamentaria de su formación en el Principado «no está en discusión» de la misma forma que la coalición no discute la estrategia del partido morado «aunque no nos guste».

En el mismo sentido se ha pronunciado el alcalde de Zamora, Francisco Guarido, el único regidor de Izquierda Unida en una capital de provincia, ha desvelado hoy que ha votado no en la consulta a la militancia de IU sobre la alianza electoral con Podemos y ha achacado a ese partido que no haya un Gobierno distinto al del PP.

Guarido, que en días pasados evitó pronunciarse sobre la consulta, ha desvelado esta mañana a través de su perfil público de la red social Facebook los motivos de su «no» en el referéndum interno celebrado por Izquierda Unida. El alcalde de Zamora, al igual que hiciera la asamblea provincial de Izquierda Unida, ha criticado la pregunta formulada a la militancia y los simpatizantes de la formación al considerar que «no es clara», ya que no especifica las condiciones del pacto.

También ha recordado que Podemos «despreció» a Izquierda Unida en la anterior campaña electoral y eso ofrece «pocas garantías de que realmente se respete» su «trayectoria» y sus «siglas».

Guarido se pregunta si hay que echar al PP del Gobierno, a lo que responde afirmativamente para a continuación recordar que «si Podemos se hubiera abstenido habría habido un gobierno distinto, aunque no fuera el ideal».

Ha calificado de «órdago» la celebración de nuevas elecciones, que ve un riesgo, y «tal vez» se vuelva a tener «un gobierno de derechas». Para el alcalde de Zamora, IU siempre ha perseguido la unidad de la izquierda «pero no a cambio de un futuro incierto», ha reflexionado. A su juicio, IU cuenta con una trayectoria, un programa y una militancia que hace que esté en política para actuar «en el largo plazo», por lo que cualquier pacto de sus «históricas siglas» debe ser «de igual a igual» y más si se realiza con uno de los partidos que pueden ser «tan emergente como también pueden ser efímeros».

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD