Yellen ve «positivas» perspectivas en EEUU y advierte de efectos de Brexit

Yellen ve «positivas» perspectivas en EEUU y advierte de efectos de Brexit

06 junio, 2016
|
Actualizado: 06 junio, 2016 0:00
|

Alfonso Fernández

Washington, 6 jun.- La presidenta de la Reserva Federal (Fed) de EEUU, Janet Yellen, mostró hoy su preocupación por los «significativas repercusiones económicas» de una posible salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) y reiteró las «positivas» perspectivas para la economía estadounidense pese al mal dato de empleo de mayo.

«Aunque la economía recientemente se ha visto afectada por una mezcla de fuerzas contrapuestas, veo buenas razones para esperar que las fuerzas positivas en apoyo del crecimiento en el empleo y la mayor inflación continuarán superando a las negativas», afirmó Yellen en un discurso en sobre política monetaria en la ciudad de Filadelfia.

Aunque reconoció que fue «decepcionante» el dato de desempleo de mayo, en el que apenas se crearon 38.000 empleos muy por debajo de las expectativas, aseguró que no se debe prestar «demasiada atención» a un solo indicador.

Yellen recalcó que continúa «creyendo que será apropiado reducir de manera gradual el grado de expansión monetaria, si las condiciones del mercado laboral mejoran aún más y la inflación sigue su progreso hasta el objetivo del 2 %».

En esta ocasión, sin embargo, evitó utilizar la frase «en los próximos meses» con la que había venido apuntando a la inminencia de la subida de tipos en las reuniones próximas de junio y julio.

El dato de desempleo de mayo supuso un jarro de agua fría justo cuando la Fed se mostraba dispuesta a considerar nuevamente una subida de los intereses de referencia en EEUU, del rango actual de entre 0,25 % y 0,50 %, en su próxima reunión de política monetaria prevista para el 14 y el 15 de junio.

La tasa de desempleo sobre la población activa bajó el pasado mes al 4,7 %, la más baja desde 2008, aunque los expertos justificaron este descenso por la decisión de un buen número de estadounidenses de dejar la búsqueda activa de empleo y salir así de la fuerza laboral.

Los mercados financieros, que parecían empezar a digerir este nuevo ajuste monetario, interpretaron el indicador de empleo como una razón para aplazar el encarecimiento del precio del dinero.

No obstante, reconoció que las «incertidumbres son notables», entre ellas el bajo crecimiento en la productividad y la debilidad internacional, y señaló que la política monetaria dependerá de «cómo evolucionen» estas dudas.

Se refirió, en concreto, a la posible salida del Reino Unido de la Unión Europea tras el referéndum del próximo 23 de junio.

«Un acontecimiento que podría cambiar la confianza de los inversores es el próximo referéndum en el Reino Unido. Un voto para salir de la UE podría tener significativas repercusiones económicas», apuntó Yellen.

La presidenta del banco central estadounidense ha mostrado en otras ocasiones su preocupación por el posible impacto de la salida del Reino Unido de la UE, especialmente debido al peso de Londres como centro financiero global.

Yellen se unió así a la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, que hace unas semanas sostuvo que el impacto negativo del «brexit» podría provocar un desplome de los mercados de valores y una caída de los precios de la vivienda en el reino Unido.

Al dar a conocer en Londres el 13 de mayo el informe del FMI sobre la economía británica, Lagarde presentó un panorama desolador para el país en caso de que gane el «brexit» en el referéndum del 23 de junio y subrayó que la situación «puede ser bastante mala a muy mala», con un fuerte aumento de los tipos de interés (actualmente en el 0,5 %).

«Es un asunto internacional», insistió Lagarde, que explicó que en los países que ha visitado en los últimos seis meses le han preguntado sobre el impacto económico de una posible salida de la UE de Londres.

El próximo 23 de junio los británicos deberán decidir en referéndum si se quedan o se marchan de la UE, a la que se unieron en 1973.

Las encuestas muestran una apretada contienda, aunque en los últimos día el apoyo al «brexit» parece haber aumentado ligeramente frente a la campaña a favor de la permanencia en el bloque común. EFE

Noticias Relacionadas: