El yihadista gitano Maya tenía un campo de entrenamiento terrorista en Melilla

El yihadista gitano Maya tenía un campo de entrenamiento terrorista en Melilla

24 enero, 2018
|
Actualizado: 24 enero, 2018 20:29
|

Mustafá Maya Amaya nació en Bruselas hace 54 años en el seno de una familia gitana, pronto se asentó en Melilla, donde comenzó un proceso de radicalización yihadista.
Maya organizó mediante un complejo entramado «una de las mayores redes de captación y envío de radicales para su incorporación a organizaciones». El yihadosta gitano tenía organizado todo en un campo de entrenamiento que constituyó en la propia Ciudad Autónoma para enviar a los combatientes a zonas de conflicto.
Ahora la Audiencia Nacional ha condenado a 8 años de cárcel al líder de una red yihadista, radicada en Melilla y desarticulada en 2014, tras haber llegado a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía por el que confesó que ayudó a enviar combatientes a Siria, Libia o Mali para «hacer la yihad».
En su sentencia, los jueces califican a Maya Amaya de «promotor, director y coordinador» de «una de las mayores redes de captación y envío de radicales para su incorporación a organizaciones terroristas de corte yihadista» que realizó «una incesante labor» desde 2012 «nutriendo a otras organizaciones» como el Estado Islámico o Jabhat Al Nusra.
Para su labor, Maya Amaya contó con la ayuda de los cuatro integrantes de la red (de nacionalidad belga, tunecina y francesa), quienes reconocieron en el juicio que contactaron con el líder de la célula porque tenían interés en viajar a Siria «para luchar contra el régimen de Bashar Al Assad y hacer la yihad» y que llegaron a residir unos días en su casa de Melilla.

Noticias Relacionadas: