A los treinta en casa

A los treinta en casa

Rubén Gil
29 noviembre, 2020
|
Actualizado: 01 diciembre, 2020 8:55
|

Advertía esta semana el Banco de España de que tasa de paro entre los universitarios españoles duplica prácticamente a la de sus homólogos europeos.

El organismo lo achaca entre otras cuestiones a la menor calidad de nuestra educación superior con relación a otros países. Apunta que el porcentaje de jóvenes universitarios españoles que trabajan en puestos de elevada cualificación es menor que en el resto de Europa.

Si ni siquiera tener un título universitario garantiza tener un empleo, o tener uno acorde a una cualificación y a unos estudios, no es de extrañar por tanto que España lidere la tasa de paro juvenil en la UE como ya hemos comentado en anteriores ocasiones.

Según el Consejo de la Juventud de España solo 3 de cada 10 jóvenes tiene un empleo, y además una tercera parte de los que tienen un trabajo se encuentra ahora mismo afectado por un ERTE por culpa de la pandemia.

Si a una tasa de paro juvenil que duplica a la del resto de la población, y a unos salarios bajos que no alcanzan de media los 1.000 euros al mes, le sumamos los altos precios de la vivienda y el alquiler, nos encontramos con que la inmensa mayoría de los jóvenes no pueden emanciparse. Solo el 17% de ellos consigue vivir fuera de la casa de sus padres según también los datos del Consejo. Un problema que afecta también a otros ámbitos de nuestra vida y de la sociedad como el retraso en la edad de maternidad y que más de la mitad de las mujeres españolas de 30 a 34 años no haya tenido todavía su primer hijo. Aquí también somos líderes en Europa.

Noticias Relacionadas: