A seguir gastando

A seguir gastando

04 marzo, 2021
|
Actualizado: 04 marzo, 2021 11:05
|

La Comisión Europea prolongará durante todo el próximo año las reglas fiscales de la UE, ante la incertidumbre sobre la recuperación económica de la región. En su guía preliminar sobre política fiscal presentada este miércoles, el ejecutivo comunitario mantiene así hasta 2023 la denominada cláusula de escape que introdujo por primera vez el año pasado referente a la disciplina presupuestario del Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Los estados miembros podrán seguir gastando y por lo tanto aumentar sus niveles de deuda y déficit para amortiguar el golpe de la pandemia hasta que recuperen los niveles de actividad anteriores a la crisis. La economía de la zona euro se contrajo un 6,8% el año pasado y la Comisión prevé un crecimiento del 3,8% para este año.

Prolongar la suspensión de los límites de gasto público es otra señal de que Bruselas se esté preparando para redefinir un modelo que permitir ir retirando gradualmente los estímulos fiscales. “Un año después, la batalla contra la Covid-19 aún no está ganada y debemos asegurarnos de que no se repitan los errores de hace una década al retirar el apoyo demasiado pronto”, señala el comisario europeo de Asuntos Económicos, Paolo Gentiloni. «Para 2022, está claro que el apoyo fiscal seguirá siendo necesario: los riesgos de hacer poco superan los de hacer demasiado».

La decisión oficial no se tomará hasta mayo coincidiendo con las previsiones de primavera de la Comisión. La recuperación será desigual entre los estados miembros, y no se prevé que economías como España e Italia se recuperen tan rápidamente. En tales casos, según Bruselas, las reglas deberían utilizar toda la flexibilidad disponible dentro del marco de la UE para ayudar a salir de la crisis.

El Pacto de Estabilidad y Crecimiento requiere que los países apunten a déficits presupuestarios de menos del 3% y cargas de deuda por debajo del 60% del PIB. De lo contrario, deben establecer objetivos anuales para demostrar que se están moviendo en la dirección correcta. La Comisión espera que esas cifras superen el 6% y el 100% para la zona euro este año. Las previsiones apuntan a que España ronde un déficit de doble dígito y una deuda superior al 120%.

El gasto público es ahora más necesario que nunca, lo que no significa despilfarrar y menos desaprovechar con una mala gestión pública los 140.000 millones de euros que recibirá España del Fondo de Recuperación europeo en forma de transferencias directas y créditos.

Noticias Relacionadas: