PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El tercer virus

El primer virus es el coronavirus, el covid-19, el segundo es el coronapánico y el tercero, que empieza a aparecer ahora, es el coronaideología y a cuál peor. El primero mata, el segundo nos hace sufrir y destroza la economía y el tercero acaba con el futuro de un país. Los síntomas de este tercer virus, como se ha visto en el debate en el Congreso, ya los tiene Joan Baldoví, y con él seguro que muchos más, y los ha puesto de manifiesto cuando ha asimilado el agradecimiento de los ciudadanos aplaudiendo desde sus ventanas, a un apoyo en exclusiva de la sanidad pública y de un estado fuerte, que para él es un estado grande, y lo tiene también Sánchez cuando habla de dar más dimensión a lo público, de reforzarlo y mandangas similares que, cuando pase la crisis, va a intentar implementar. 

PUBLICIDAD

Hay dos dogmas que empiezan a abrirse paso en nuestra España, uno es el de lo público, de que hay que potenciar lo estatal, mira que es clara la historia, lo público cuesta más y pierde más; en concreto nos hablaran de sanidad pública frente a privada, ¿aún no saben que los mejores profesionales comparten las dos y que gracias también a esto y a la complementariedad de ambas, la sanidad española va como va? El mejor incentivo para mejorar, investigar y dejarse la piel es la libertad. El Estado, el necesario, no más. Cuando ocurran situaciones como estas, debe, como ocurrirá ahora, sumar a lo público lo privado y, cuando pase la crisis, volver a la normalidad. El segundo dogma para muchos es la nefasta realidad de las autonomías…, pues menos mal. Sin la Comunidad de Madrid, Zapatero nos hubiera hundido aún más y este Sánchez quizas aún estaria pensando que cerrar. 

No entiendo nada. Lo público, lo privado, lo autonómico, lo estatal, qué más da… ¿No será que lo importante es la responsabilidad? ¿Alguien me lo explica?

PUBLICIDAD