Alguien se equivoca

Alguien se equivoca

La importancia de la actuación de los bancos centrales para el comportamiento de la economía y de los mercados financieros, es evidente. Tras ocho años de medidas extraordinarias de tipos en mínimos e inyecciones ingentes de liquidez, sería errado realizar cualquier análisis o previsión sin considerar el comportamiento de los bancos centrales.

PUBLICIDAD

La transparencia de la Reserva Federal estadounidense permite conocer cuál es la expectativa del banco central norteamericano respecto al nivel de los tipos de interés fijados por la entidad en el futuro. Así, de acuerdo con las propias actas de la entidad, la Reserva Federal espera subir los tipos de interés una vez más este año, realizar tres subidas de tipos en 2018 y otras tres adicionales en 2019. Por el contrario, las expectativas del mercado, incorporadas en los futuros de los “fed funds”, sólo reflejan dos subidas de interés en los próximos dos años.

Los inversores no se creen que la situación de la economía americana permita una normalización de los tipos de interés como la anunciada por la Reserva Federal. En los últimos dos años también se ha producido dicha diferencia de percepción entre lo previsto por la autoridad monetaria y el mercado. Al final, el mercado ha tenido razón.

Esta situación lleva a pensar que las sorpresas sobre subidas de tipos de interés en EE.UU. sólo pueden ser negativas. El mercado descuenta el mejor de los escenarios. Si se cumpliera lo avanzado por la Reserva Federal sería una sorpresa negativa sobre las cotizaciones.

PUBLICIDAD

About Author