Programas del domingo
Cuello de botella en el Canal de Suez

Cuello de botella en el Canal de Suez

PAUL MIELGO
25 marzo, 2021
|
Actualizado: 25 marzo, 2021 10:13
|
PUBLICIDAD

Lo último que necesitaba el comercio marítimo global era otro cuello de botella. Pero la madre de todos los atascos se ha producido después de que un gigantesco carguero de contenedores, más largo que un portaviones, encallara en el Canal de Suez bloqueando el tránsito en ambas direcciones y amenazando los costes y los retrasos en las entregas de petróleo a nivel mundial.

Aunque esta interrupción no parece que vaya a durar muchos días, se ha sumado a una lista de problemas para una industria de transporte marítimo que funcionaba a todo vapor durante los últimos seis meses desde la caída de contenedores por la borda y la congestión en los puertos, hasta tripulaciones con exceso de trabajo sin posibilidad de mejorar sus condiciones laborales.

La disrupción se ha extendido a los mercados energéticos y ha provocado una brusca subida del precio del petróleo. Los envíos de gas natural licuado de Qatar, el mayor exportador del mundo, también pueden sufrir retrasos si la situación no mejora.

El carguero de más de 219.000 toneladas, que se dirigía a Rotterdam desde Asia , quedó atravesado ocupando todo el ancha del canal, en medio de la mala visibilidad causada por una tormenta de arena y cuando la velocidad del viento alcanzaba los 40 nudos, lo que provocó una «pérdida de la capacidad para dirigir el buque» y su conexión con tierra, según la Autoridad del Canal de Suez. Un apagón fue la causa del accidente, dijo Gulf Agency Company, que brinda servicios en el tránsito del Canal de Suez.

El Canal de Suez de 193 kilómetros de largo, que se inauguró en 1869, es una de las vías marítimas más transitadas del mundo, utilizadas por los petroleros que transportan el crudo desde el Medio Oriente a Europa y América del Norte. Los cargueros de contenedores también surcan estas estrechas aguas para transportar mercancías entre Asia y Europa.

Si esta interrupción sólo dura unos días, la red global de buques de carga debería restablecerse rápidamente. Si se alarga en el tiempo, la capacidad del transporte marítimo que ya es escasa a nivel mundial podría causar problemas económicos más graves.

Noticias Relacionadas: