PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

LA CUESTA DE ENERO O ENERO CUESTA

Qué lejos quedan las Navidades de 2019. Puede sonar a tópico que siempre se dice cuando llevas ya unos días del nuevo año, pero yo tengo la sensación de que esta vez sí se cumple. Quizás influya que 2020 ha comenzado muy fuerte con muchas noticias que se han sucedido de forma muy rápida.. Pedro Sánchez lo consiguió: volver a ser presidente del gobierno aunque tuvo que esperar a la segunda votación de la sesión de investidura para obtener más síes que no es, que es de lo que se trataba, y no tanto de cuántos votos hubiera de diferencia entre unos y otros. Vuelve a Moncloa para formar el primer ejecutivo de coalición que se recuerde en la historia reciente de España con caras conocidas que repiten y algunas otras no tanto que se sentarán en el Consejo de Ministros y en la bancada azul del Congreso que, a este paso, se va a quedar pequeña para Sánchez y sus ministrables. Más de uno ya ha empezado a echar cuentas de cuánto nos va a costar a los españoles este nuevo gabinete ministerial y aparte de los dineros, cuánto va a durar… porque a nadie se le escapa que la legislatura se prevé “difícil” y “dura”. A Sánchez le va a costar sacar adelante cualquier iniciativa legislativa y el primer pulso lo tiene cerquita: la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado para no seguir prorrogando otro año más las cuentas del exministro Cristóbal Montoro. Pero, además, la actualidad de estos primeros días del mes de enero nos ha dejado más titulares como el rebrote de las tensiones geopolíticas entre EEUU e Irán que, después, se han ido relajando para “tranquilidad” del resto del mundo que no tiene ninguna gana de entablar una nueva guerra. Y en medio de todas estas noticias, muy pocos habrán echado mano al bolsillo para darse cuenta de que todos o casi todos los servicios que utilizamos son un poquito más caros desde el primero de enero, pero me temo que tampoco les descubro nada nuevo y que es otro tópico más propio de cuando empezamos un nuevo ejercicio. A ver qué les cuento en febrero.

PUBLICIDAD