Programas del sabado
Los ministros van en camiseta

Los ministros van en camiseta

09 marzo, 2020
|
Actualizado: 09 marzo, 2020 9:03
|
PUBLICIDAD

Decía el portavoz del PP en el Senado, Rafael Hernando, que él no terminaba de ver que en las sesiones que se celebran en la Cámara Alta, los ministros vayan como si llevaran puesta la camiseta del pijama, el pelo alborotado y dando la sensación de que casi se acaban de levantar de la siesta -tengan ustedes en cuenta que las sesiones de control al gobierno se celebran a primera hora de la tarde, a eso de las 16:00 horas-. Pero ¿quién vestía de esta manera? Pues el ministro de Universidades, Manuel Castells, que aparecía en el Senado con una camiseta reivindicativa en la que se leía la frase “Equal Rights” (“Igualdad de derechos”) y que, enseguida se volvía viral, porque para estas cosas las redes sociales nos llevan ventaja. Muchos, y no solo el diputado popular que iba de traje, considera que un ministro del gobierno no puede acudir a la Cámara Alta con esa indumentaria… que las formas también son importantes y que deberían ser obligatorias pero a otros les parece más importante el currículum del señor ministro y que ya se sabe cómo visten los intelectuales que prefieren concentrarse en su contenido interior y no se preocupan tanto por la estética exterior. Hasta el líder de Vox, Santiago Abascal, se ha metido en la polémica vaticinando que acabarán yendo en chándal todos los días, como sus socios venezolanos. Ni eso ni lo que dijo la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que en su cuenta de Twitter decía: “¡No hay ministro más elegante y moderno que Manuel Castells¡… la camiseta de Equal Rights es lo más sexy que se ha visto nunca en el Congreso”. Decía Ramón de Campoamor que “en el mundo traidor, nada hay verdad ni mentira, todo es según el color del cristal con que se mira”. Por cierto, que el señor ministro de Universidades, Manuel Castells tiene 18 honoris causa, 26 libros publicados y es un referente mundial en sociedad de la información.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD