Programas del domingo
Donald Trump versus Hillary Clinton

Donald Trump versus Hillary Clinton

20 octubre, 2016
|
Actualizado: 20 octubre, 2016 13:13
|
PUBLICIDAD

James Salomon (*)

Hoy más que nunca hace falta tener las ideas claras ante tanta manipulación, intoxicación y desinformación sobre los candidatos y las elecciones (1) a la Presidencia de la Nación más poderosa de la Tierra, a celebrar el próximo 8 de noviembre, cuyos resultados afectarán sin duda, mucho más que en otras elecciones, a todo el mundo en general. La inmensa mayoría de los medios de comunicación en España se fijan solo en la forma, no en el fondo, seguramente de una manera intencionada unos, y por la tendencia a la tele-basura otros.

Estas elecciones presidenciales no son acerca de la personalidad de los candidatos, sino sobre sus programas y lo que significan: Es la rebelión que representa Donald Trump contra el actual status quo dictado por las élites políticas de los dos partidos, las grandes Corporaciones, los Centros de poder y las Fundaciones multimillonarias que imponen sus ideologías; o el mantenimiento del actual establishment político, con todo el apoyo de los organismos y elementos anteriores, que representa Hillary Clinton. Actualmente, aunque el Presidente es demócrata, tanto en el Congreso como en el Senado de EE.UU. hay mayoría republicana y muchos demócratas no quieren ver de nuevo a Bill Clinton en la Casa Blanca (“we are tired of the Clinton”). Nunca la sociedad norteamericana ha estado tan dividida. Por ello, los estrategas del Partido Demócrata han centrado sus ataques contra Trump no en su mensaje, que ha arrastrado en las primarias, no en su programa, sino en su persona. Veamos a continuación estas diferencias de programas centrados principalmente en lo que más afectará al mundo, a Europa y a España: Política Exterior, Seguridad y Defensa, y sustanciales contrastes en la política domestica con repercusión a corto y medio plazo allende de sus fronteras, especialmente en Europa.

Trump preconiza un endurecimiento de las relaciones comerciales y arancelarias especialmente con China y otros países asiáticos, para rebajar el déficit comercial (2) y evitar en lo posible que las empresas americanas se vayan y produzcan en estos países, como ahora sucede, lo que afectará a una de las líneas estratégicas actuales de la política exterior USA:

Incremento de relaciones e influencia en Asia. Por otro lado, el candidato republicano desea incrementar los controles en sus fronteras para evitar el flujo de inmigrantes ilegales que puedan ingresar en la delincuencia, y posibles terroristas, especialmente con México (construcción de un Muro) y los países árabes respectivamente. Esto repercutirá negativamente en la relación con México, y con Arabia Saudí y Jordania, países estratégicos de EE UU en Oriente Medio, pero aumentará la seguridad interior. Trump pretende la autonomía energética, especialmente en petróleo, aumentando el fracking (3) para producir el oro negro. Si con la política de Obama se calcula que EE.UU. será autónomo y no necesitará importar petróleo en el 2020, con Trump, esta fecha se acercará, lo que cambiará la dinámica de relaciones en Oriente Medio, especialmente con Arabia Saudí.

EE UU ha permitido mucho a Arabia Saudí por el petróleo

Las administraciones norteamericanas han permitido a este país mucho, por considerarlo estratégico para sus intereses y necesidades de petróleo. Si lo segundo cambia, lo primero también, repercutiendo sobre la supuesta financiación de Arabia a grupos yihadistas sunníes, como el ISIS, que se vigilará más estrechamente y se denunciará sin ambigüedades. Sin cambios, naturalmente, en la relación con Israel. Las relaciones con Rusia con Trump pueden mejorar en la forma, por la afinidad a priori con Putin, pero no en el fondo, pues hay intereses encontrados en amplias zonas y regiones del mundo como Europa Oriental y Oriente Medio. Además, con la reciente inmersión de la Administración Obama en la campaña electoral señalando a Rusia como autora de los Wikileaks sobre Hillary Clinton, y las represalias que va a tomar el Gobierno norteamericano, es evidente que con Clinton las relaciones con Rusia empeorarán. Las relaciones con España no se estima que cambien significativamente cualquiera que sea el ganador.

En relación a Seguridad y Defensa, la OTAN y la cooperación trasatlántica seguirán siendo un peón estratégico fundamental para USA, eso sí, en el caso de ser elegido Trump, exigirá más gastos de defensa a los países europeos, entre ellos a España (4), y más compromisos de tropas y unidades de combate, contra el ISIS, por ejemplo. Nada de esto quiere cualquier gobierno español, especialmente los de izquierdas. Trump no va contra la OTAN, al revés, ésta se verá reforzada, pues quiere aumentar el presupuesto de defensa USA, y lo demandará a sus socios, lo que sí puede crear tensiones con algunos países miembros que no están por la labor. El interés norteamericano por mantener la presencia actual en España no sufrirá cambios. Es decir, las bases de Rota y Morón seguirán albergando a los 4 destructores de la US Navy (Forward Deployment Naval Force) con capacidad antimisil y la fuerza de reacción aeronaval respectivamente, siempre, claro está, que España no denuncie el actual Acuerdo. La buena cooperación bilateral en defensa entre EE UU y España no va a variar por el resultado electoral en EE UU.

Trump ve más importante acabar con ISIS que quitar a Al-Assad

Mención especial merece la visión de Trump sobre la lucha contra el terrorismo en general y contra el ISIS-DAESH en particular, más que un grupo terrorista, un ejército, que controla partes de Irak, Siria y Libia. Aquí Occidente se la juega, pues es su primera amenaza. El candidato republicano ha manifestado que su objetivo es claro: Destruir al ISIS. Para ello está dispuesto a emplear tropas de tierra norteamericanas y mejorar la cooperación con Rusia contra el ISIS. Estos dos aspectos son fundamentales para que la lucha final contra el DAESH tenga éxito y sean expulsados de los tres países. Para Trump es más importante combatir al ISIS junto con Rusia que la deposición de Al Assad, y no se considera comprometido con los llamados “Rebeldes” (grupos yihadistas fuera del ISIS) en Siria, apoyados por la Administración Obama, causa adicional de disensión con el país eslavo y error brutal. Naturalmente, se exigirá mayor compromiso de unidades de combate a los países occidentales, entre ellos a España.

Con Clinton, todo seguirá igual, es decir, campaña aérea de países occidentales y fuerzas árabes por tierra. Hasta ahora esta estrategia ha logrado reducir el territorio contra el ISIS, pero ¿es suficiente para destruirlo? Será más difícil, incierto y llevará más tiempo, más guerra y más caos, sin estar asegurada la destrucción de los genocidas del ISIS. Parece claro que la lucha contra el terrorismo de la Yihad del ISIS se verá incrementada con Trump. Reseñar aquí que países como Arabia Saudí y Qatar han entregado donaciones millonarias a la Fundación Clinton. A buen entendedor pocas palabras bastan.

Vayamos al terreno domestico. En primer lugar, el Presidente salido de las urnas tiene que proponer al Miembro del Tribunal Supremo que sustituirá al fallecido magistrado Scalia. Esta elección es fundamental pues actualmente hay un empate entre conservadores y progresistas, y muchas Leyes Estatales y Federales son recurridas y trasladadas a este Tribunal, como las del aborto, matrimonio homosexual etc. Hay otros asuntos que Trump quiere reforzar como es Ley y Orden, apoyando a la policía, combatiendo la delincuencia especialmente en las zonas más deprimidas, y persiguiendo el trafico de drogas.

En EE UU existe actualmente una “epidemia” de heroína en la juventud, algo dramático sin duda. Para Clinton es más importante investigar por qué ha aumentado el número de muertos de African Americans por la policía, supervisar ésta y revisar los procedimientos de la Policía. Como se ve, posiciones contrapuestas. Trump no recibirá a más refugiados y solo admitirá a inmigrantes legales con identidad conocida y visado para trabajar, deportando a los ilegales. Clinton quiere recibir a más refugiados y seguirá insistiendo en las legalizaciones de los ilegales, ahora sin efecto por haberse opuesto el Congreso a la iniciativa al respecto de Obama.

En el terreno de los valores morales, Trump se ha manifestado contrario al aborto, aunque en EE UU son los Parlamentos de los Estados los competentes en la materia, y no muestra posición o no se opone al matrimonio homosexual. Clinton es defensora activa de la ideología de género, iniciativas de la LGTB, aborto, matrimonio homosexual, etc. que tienen un objetivo claro: la destrucción de la familia tradicional y el olvido y enterramiento de las raíces cristianas.

Juzguen ustedes, que otros no les distraigan sobre lo que aquí está en juego

Además, es partidaria de seguir con las donaciones a ONGs como Planned Parenthood, que trafica con órganos de los abortos, entre otras bondades. En fin, la candidata es muy contraria a las posiciones sobre estas materias que defienden las religiones, en particular la católica. La Fundación Open Society del multimillonario y progresista laico George Soros, el multimillonario Carlos Slim, importante accionista de New York Times, Bill Gates, Centros de Poder como Hollywood y Wall Street (5) otras Fundaciones millonarias, grandes Corporaciones, compañías de Silicon Valley y un largo etc., han contribuido con donaciones súper-millonarias a Clinton, naturalmente, a cambio de defender la agenda del progresismo laico y mantener el presente status quo político, social y económico, donde les va tan bien.

Para estos multimillonarios, Corporaciones, Centros de Poder y para el establishment político norteamericanos, Trump es un intruso peligroso por varias razones: Mucha gente del pueblo llano le apoya y escucha lo que quería oír hace mucho tiempo, algo no políticamente correcto; es independiente del establisment político por ser un outsider (no proviene del mundo de la política); y es multimillonario, lo que le permite ser independiente y por tanto difícil de “controlar”. Para el Poder y los políticos europeos, puede ser un peligroso y “contagioso” antecedente.

Juzguen ustedes señores, pero sobre todo, que otros no les distraigan sobre lo que aquí está en juego.

(*) James Salomon ha trabajado en Naciones Unidas (New York) como Professional Staff, ha residido en Oklahoma, Washington D.C. y New York, habiendo realizado diversos cursos de postgrado en Escuelas norteamericanas.

Nomenclaturas:

(1) El próximo 8 de noviembre se celebran las elecciones presidenciales, los comicios para todos los miembros del Congreso (435), 34 de los 100 Senadores, 12 Gobernadores, diversos Parlamentos y cargos municipales en distintos Estados de EE.UU.

(2) 40.730 Millones de dólares, último dato de Agosto 16

(3) La fracturación hidráulica (también fracking, hydrofracturing o hydrofracking) es una técnica en el que la roca se fractura por un líquido a presión.
(4) El presupuesto del MINISDEF para 2016 es de 5.787,890 Millones de Euros. El PIB en el segundo trimestre de 2016 fue de 279.043 millones de euros, o sea un 2% aproximadamente del PIB

(5) Hillary Clinton ha impartido conferencias “privadas” en Wall Street por unos 220.000 dólares cada una.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD