El dólar vuelve a sonreír

El dólar vuelve a sonreír

18 febrero, 2021
|
Actualizado: 18 febrero, 2021 10:49
|
PUBLICIDAD

Apostar por la caída del dólar fue una de las estrategias más calientes de cara al 2021. Pero ahora muchos bancos de inversión como Bank of America o Goldman Sachs se preguntan si esa apuesta no ha sido algo precipitada. Hace pocas semanas muchos pensaban que la depreciación del billete verde se extendería más allá de la caída del 5% en 2020. El argumento de los bajistas era simple: la recuperación global y un mayor déficit en Estados Unidos debido a los nuevos estímulos iban a animar a los inversores a inclinarse por activos fuera del país. En cambio, el lanzamiento relativamente exitoso de las vacunas y la creencia de que el paquete de estímulos de la administración Biden haría más por impulsar la economía norteamericana en vez de cargarla con más deuda ha cambiado las expectativas. Esto ha elevado los rendimientos de los «treasuries» y ha devuelto el atractivo por el dólar.

Los mercados están empezando a descontar que la mayor economía del mundo está despertando más rápido de lo esperado. Bank of America confía en que el llamado «excepcionalismo estadounidense» devuelva el músculo a su moneda, tradicional refugio para los inversores. Estados Unidos siempre ha tenido un papel protagonista en el sistema financiero global, algo que permite que su moneda se comporte igual de bien tanto cuando su economía está creciendo más que el resto del mundo, como cuando todos están sumidos en una crisis global. El banco de inversión sostiene que el dólar puede desafiar este año a sus agoreros.

Muchos de ellos creían que el rebote del dólar de principios de año sería el «rebote del gato muerto», pero según pasan los meses, la divisa estadounidense se está afianzando. Detrás de esta tendencia está la creencia de que el crecimiento de Estados Unidos se va a consolidar con el paquete de 1,9 billones de dólares que propone el presidente Joe Biden. Aumenta asimismo la especulación de que la Reserva Federal podría decidirse por el “taper tantrum”, es decir por la reducción en sus compras de bonos ante un recalentamiento de la economía, e incluso no se descarta una subida de tipos de interés. Tampoco un «short squeeze» contra los fondos posicionados bajistas en el dólar que podría dar un empujón a la moneda a corto plazo.

Mientras tanto, el aumento de los rendimientos de los bonos en Estados Unidos está retroalimentando un ciclo alcista para el billete verde. Esto contrasta con la zona euro, donde el programa de vacunación va rezagado y no hay planes de nuevos estímulos. Vuelve así la teoría de la sonrisa del dólar, en referencia al retrato de Benjamin Franklin que aparece en el billete de 100 dólares. La Secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha rechazado la vuelta a la política de un dólar fuerte, aunque también ha dicho que no busca una divisa débil, optando por un valor de mercado.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD