PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El lujo pierde brillo

Rubén Gil

La venta de artículos de lujo acumula en lo que va de año un desplome del 23% a nivel mundial.

El sector cerrará el ejercicio con la primera caída desde 2009 y los ingresos de compañías como Kering, LVHM, Hermès, L’Oreal o Richmond volverán a niveles de hace casi 20 años.

Ni las ventas online ni la campaña de Navidad servirán para maquillar la difícil situación de un sector que mira de reojo a Asia. En concreto a China que el es principal país emisor de turistas y también el que más gasta. En concreto el gasto de turista chino cuando viaja duplica por ejemplo al de un estadounidense.

Sin embargo este año no habrá viajes ni habrá gasto. De hecho se estima que el consumo por parte los turistas chinos, tanto dentro como fuera de su país, se hundirá más de un 30% este año. Esta situación puede terminar provocando una concentración en la industria del lujo como está pasando en otros sectores. Tal vez la fusión entre LVHM y Tiffanys no sea la única ni la última que veamos.