Espacio para todos

Espacio para todos

JAVIER GARCÍA VIVIANI
04 julio, 2021
|
Actualizado: 05 octubre, 2021 18:08
|

Pocas veces a lo largo de la historia los sueños han sido tan grandes como en la América de los años 20 del siglo pasado. En Nueva York, eran los tiempos en los que empresarios y banqueros competían por construir el edificio más alto del mundo. Hubo un duelo colosal y legendario entre Chrysler y la Manhattan Company, uno de los embriones del Chase Manhattan hace tiempo absorbido por JP Morgan. Aspiraban a adueñarse del cielo de la Gran Manzana y la competencia entre sus arquitectos llegaba hasta tal punto de realizar constantes cambios de diseño para sumar centímetros por lo alto a sus torres. Pero ni uno ni otro se llevó el premio. Se lo quedó el Empire State. Su construcción se empezó más tarde que las dos anteriores y terminó incluso antes.

La rivalidad era entre el Chrysler y el Manhattan. Pero ganó el Empire State. Cien años después la historia se repite con otros protagonistas y otro tablero de juego. Los intérpretes ya no son empresas sino empresarios. Egos. No son marcas sino fortunas. Millonadas. Y se las juegan más allá del cielo. En el espacio.

Sir Richard Branson ha adelantado por la derecha a Jeff Bezos y Elon Musk. El británico se puede convertir el próximo 11 de julio en el primer empresario en viajar más allá de la atmósfera con su propia nave autofinanciada. Se han batido en duelo para ser los primeros iniciativas privadas. Civiles. Los optimistas dicen que esto va a ir a favor del desarrollo de nuevas tecnologías. También que va a traer la reducción de costes en las aventuras espaciales. Los derrotistas hablan del riesgo que puede traer la apertura del acceso al espacio. ¿Se imaginan una M-30 interestelar?

Harán negocio con sus paquetes turísticos más allá de las estrellas. Pero, como todo, terminará siendo cuestión de oferta y demanda. En los primeros años que convivieron nuestros tres rascacielos protagonistas sus oficinas estuvieron vacías. Por la crisis del 29 y el exceso de despachos en Manhattan. Tanto que la BBC apodó rebautizó al más alto como el Empty State Building. Esta vez, los ingleses han ganado.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: