Impuesto oculto

Impuesto ocultoJesús Sánchez-Quiñones, director general de Renta 4 Banco.

Los tipos de interés negativos son un impuesto oculto al ahorro del que nadie habla. ¿Qué pensaría si su patrimonio ahorrado durante años perdiera más de un 20% de su poder adquisitivo en apenas diez años?

PUBLICIDAD

Esto es lo que le está sucediendo a los ahorradores alemanes que no desean correr ningún riesgo. La inflación alemana es del 1,5% y la rentabilidad de las letras alemanas a un año es negativa en un -0,7%. Es decir, si el ahorrador germano invierte en el activo sin riesgo (las letras del tesoro alemán) cada año pierde un 2,2% de poder adquisitivo y más del 20% a lo largo de diez años.

Si alguien cree que los tipos de interés negativos que el BCE cobra a los bancos por las cantidades que depositan en el banco central no influyen en el ahorrador de a pie, está totalmente equivocado. En el caso español, los fondos de inversión monetarios, los más conservadores, llevan una rentabilidad media en los últimos doce meses del -0,3%. Como consecuencia de ello, las salidas de dichos fondos en el primer semestre del año rondan el medio billón de euros. Una parte considerable se ha dirigido a fondos de inversión con mayor componente de riesgo.

Con la rentabilidad sin riesgo en niveles negativos, el ahorrador más conservador se ve abocado a perder año a año poder adquisitivo sobre su patrimonio ahorrado. Se le empuja a asumir riesgos si realmente quiere conseguir rentabilidad, o al menos, mantener el poder adquisitivo. Se ve obligado a convertirse en inversor, teniendo que asumir las inevitables oscilaciones y riesgos de los mercados financieros.

PUBLICIDAD

About Author