PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Planes de pensiones: corre que viene el lobo

Susana Criado

El Gobierno anunciaba esta semana una rebaja en los beneficios fiscales de los planes de pensiones de particulares y una mejora en los productos colectivos.

Ante tal anuncio, estuve charlando Miguel Ángel Menéndez, head of retirement de Mercer Consulting para que me diera su opinión: “Es ridículo enfrentar el ahorro a través de planes de pensiones privados individuales con los planes de empleo. Lo sano y coherente es trabajar por un sistema que esté basado en los 3 pilares: sistema público de pensiones + ahorro individual a través de planes de pensiones privados + ahorro privado a través de los planes de empleo de las empresas”.

¿Penalizar el ahorro privado a través de planes de pensiones individuales retirando  eliminando la desgravación fiscal cuando uno aporta dinero ese vehículo de ahorro? Sería un error garrafal. Primero no es una desgravación fiscal, es un diferimiento fiscal ya que uno tributa cuando rescata el dinero. Éste es un elemento que el ahorrador/jubilado debe tener en cuenta y por ello debe echar números y ver si le compensa más retirar el ahorro de forma periódica o de una vez.

Lo ideal sería incidir o incluso mejorar esa ventaja fiscal y también lo ideal sería que el producto plan de pensiones diera un salto importante en menos comisiones y en mejor rentabilidad. Hasta ahora la rentabilidad de los planes de pensiones ha sido bastante pobre porque muchos de ellos se acomodaban en renta fija, cuando está más que demostrado que a largo plazo es la renta variable la que da mejores rentabilidades.

Me explicaba Miguel Ángel Menéndez que para impulsar los planes de empleo se tienen que poner de acuerdo sindicatos y empresarios. Cuenta que hay dificultades, como que en España hay mucho autónomo, pyme y mucho empleo temporal, pero que sería sano y necesario potenciar los planes de empleo.

El sistema de planes de empleo español, tras 30 años con un sistema de voluntariedad, cubre escasamente al 10% de los trabajadores. “Las empresas se han opuesto siempre a aumentar sus gastos y más ahora con la crítica situación del coronavirus; el Gobierno debería incentivar este tercer pilar e imitar medidas que funcionan en otros países”.

Por tanto, es un garrafal error generar ruido e incertidumbre en torno a este vehículo de ahorro. Y es mayor error enfrentar a dos de los tres pilares del sistema de ahorro de cara a la jubilación. ¡Que nuestros políticos se lo hagan mirar!