PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Lo que se avecina

Rubén Gil

Salimos de un verano atípico y se nos viene encima un otoño excepcional obligado por la nueva normalidad. Se avecinan meses complicados por delante, tanto en lo sanitario como en lo económico. Los empresarios hablan de situación de emergencia empresarial y empieza a sobrevolar la duda de si la famosa V asimétrica todavía no ha tocado fondo.

La pandemia ha afectado a todo nuestro tejido productivo. El sector turístico, el comercio, la hostelería, las empresas de juegos y apuestas, la hostelería, las peluquerías. Todos de uno u otro modo han visto mermar su actividad y por tanto su cuenta de ingresos.

A partir de ahora está en juego miles de negocios. Autónomos, pequeñas empresas y no tan pequeñas se pueden ver abocadas a echar el cierre definitivamente. Sin olvidarnos de las más de 800.000 personas que todavía siguen acogidos a un ERTE que el día de mañana podría convertirse en despido.

Pero no terina aquí el problema. En el punto de mira también están ahora los funcionarios a los que el Gobierno ya no descarta congelarles el sueldo para dar un pequeño respiro a las arcas públicas. Lo mismo pasa con los jubilados que no tienen tan claro que su pensión vaya a crecer en los próximos años ahora que ligarla al IPC no parece ya tan buena idea. Pocos serán los que se libren de los ajustes.

Que lo que se nos avecina sea más o menos dramático depende en gran  parte del Gobierno, que tiene la posibilidad de prorrogar los ERTE para los sectores que lo necesiten y de aplicar medidas para incentivar la demanda guardándose las ganas de subir los impuestos para mejores ocasiones.

El problema es que estos remedios dependen de un Gobierno que sigue sin Presupuestos, que hace públicas sus desavenencias (fusión Bankia-Caixabank, sueldo de los funcionarios, la marcha del Rey Juan Carlos..) y que no tiene más plan económico que implorar que llegue de una vez por todas el dinero de Europa, de donde por cierto todavía no hemos recibido ni un euro. Ojalá llegue pronto la próxima primavera.