Santa Bárbara y la economía

Santa Bárbara y la economía

11 marzo, 2020
|
Actualizado: 11 marzo, 2020 16:30
|
PUBLICIDAD

Siempre nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena. Y es verdad. La excepción confirma la regla y hay mucha gente que no. Pero el común de ellos mortales sólo tomamos cartas en el asunto cuando se acerca el problema o en el peor de los casos cuando ya lo tenemos encima.

Y es que estos días me acuerdo y mucho de la parte informativa de la crisis. De esos momentos en los que cualquier, y digo cualquier, dato, cifra, referencia o informe sobre la economía era negativo. Desde las ventas minoristas hasta los EREs pasando por la prima de riesgo y el peor de todos, el desempleo. Todas mostraban, hora tras hora, día tras día y año tras año, lo que se nos vino encima. O mejor dicho evidenciaban lo que ya estaba pasando.

Entonces la economía se convirtió en la portada de todos y cada uno de los telediarios, de las portadas de los periódicos, de la información en internet y de los boletines de radio. Y siempre con noticias francamente malas. Eran los tiempos en los que el spread y las subastas del Tesoro abrían informativos. Y después la economía, salvo para resaltar que habíamos o no salido de la crisis, empezó a desaparecer del primer plano.

Ahora vuelve a cuenta del coronavirus, con una diferencia. Las medidas sanitarias son nacionales algo que no se cansan de repetir en las instituciones europeas: medidas que deben coordinarse porque funcionan a discreción de cada Estado. Y las económicas siguen estando por encima de nosotros, sí que dependen en gran medida de Bruselas y su control.  Tal vez nos haría falta más seguimiento del día a día económico, en especial de los indicadores adelantados que anticipan lo que puede llegar y menos espacio para los titulares catastrofistas que en muchos casos pueden evitarse o que nos inundan cuando entramos en lo inevitable. Y en eso podemos entonar el mea culpa por lo que nos toca.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD