Negra inflación

Negra inflaciónJesús Sánchez-Quiñones, director general de Renta 4 Banco.

A pesar de las buenas cifras de crecimiento económico y de la política ultraexpansiva de los bancos centrales durante los últimos años, la inflación sigue sin hacer acto de presencia.

PUBLICIDAD

Incluso en EE.UU. con una tasa de paro en tasa mínimas históricas del 4,1%, y con incrementos de salarios por encima del 2%, la inflación sigue por debajo de los objetivos de la Reserva Federal.

Europa, con la mayor previsión de crecimiento de los últimos diez años sigue con niveles de inflación alejados del objetivo del 2% del Banco Central Europeo. De acuerdo con el propio Draghi, la política monetaria seguirá siendo laxa mientras la inflación no se acerque a dicho objetivo. Cuando se habla de objetivo de inflación no se matiza de cuál es la causa de dicha inflación. Si el aumento de precios se produce por una aceleración de la actividad económica que provoca que la mayor demanda empuje los precios hacia arriba, la normalización monetaria ayudaría a amortiguar la inflación evitando un recalentamiento excesivo de la economía.

El peligroso cisne negro del próximo futuro es un fuerte aumento de la inflación por un shock que hiciera dispararse el precio del petróleo, causando una elevada inflación importada, como ya ocurrió en 2008 y 2011 cuando el petróleo alcanzó los $150 y $120 el barril respectivamente. Las subidas de tipos conducirían a la estanflación: recesión con inflación.

PUBLICIDAD

La obsesión del BCE por la inflación debería ser matizada. Nadie desea la aparición de un cisne negro.

About Author